Califique este recurso web


Rick Burnette escribió un artículo para la Edición 6 (julio de 2010) de las Notas de ECHO Asia, con título “Charcoal Production in 200-Liter Horizontal Drum Kilns” (Producción de Carbón en Hornos de Barriles Horizontales de 200 litros). Mi artículo nos lleva un paso más adelante en el proceso de la carbonización, explorando el mundo re-emergente del carbón biológico. El carbón biológico es una forma de carbón, producido por el proceso de pirolisis de un rango amplio de forrajes. Básicamente, cualquiera materia orgánica puede servir para la carbonización, pero los desechos de la agricultura y de la silvicultura son usados más comúnmente debido al volumen disponible. El carbón biológico es diferente del carbón primariamente por su uso principal; en vez de usarlo como combustible, primariamente se usa para mejorar suelos (aumentando su fertilidad) y para la secuestración de carbón (reduciendo la cantidad de CO2 soltado a la atmósfera).

El carbón biológico ha recibido mucho interés en todo el mundo en los últimos años, especialmente tomando en cuenta la subida de demanda para cultivos de alimentos y combustibles, y los debates sobre maneras de retardar radicalmente el cambio climático. Con voces fuertes a los dos lados del debate – es decir, a favor y en contra de la producción amplia y la aplicación del carbón biológico – me gustaría volver al comienzo de la historia, con la esperanza de poner todo en perspectiva.