En un lenguaje sencillo, agroforestería es la producción de árboles y de cultivos no arbóreos o animales en el mismo terreno. Los cultivos pueden sembrarse juntos al mismo tiempo, pueden sembrarse en rotación o incluso pueden sembrarse en parcelas separadas cuando los materiales de uno se utilizan para beneficiar al otro. Sin embargo, esta sencilla definición falla al no tomar en cuenta los conceptos integrados asociados con la agroforestería que hacen de este sistema de manejo de la tierra posiblemente el más auto sostenido y ecológicamente sólido de cualquier sistema agropecuario. Así, una segunda definición de agroforestería sería la integración de árboles, plantas, y animales en sistemas productivos de largo plazo y conservacionistas. La agroforestería puede considerarse más un enfoque que una tecnología única, completa. Si bien se han diseñado varios sistemas completos, dicha tecnología podría requerir ajuste para situaciones particulares. La flexibilidad del enfoque agroforestal es una de sus ventajas.