Agricultura de Conservación (AC)—caracterizada por los tres principios entrelazados de labranza mínima, cobertura del suelo permanente, y la inclusión de rotaciones y asocios de cultivo, ha sido comprobado de ser efectivo en recuperar la salud y fertilidad del suelo, mejorar la captura y uso de las lluvias, aumentar los rendimientos de los cultivos y la rentabilidad de las unidades agrícolas. Estudios científicos y la experiencia de los agricultores han comprobado que también puede mejorar la seguridad alimentaria y ayuda a construir sistemas agrícolas que son más resistentes al cambio climático. En las regiones semi-áridas de África, donde está enfocada una buena parte de la programación del Banco de Granos Básicos de Canadá, las prácticas de la AC han mostrado que son eficaces en mejorar la fertilidad y humedad de los suelos y resulta en incrementos considerables en rendimientos.

En la última década, contrapartes de la red del Banco de Granos Básicos de Canadá han implementado más de 50 proyectos de AC en muchos países distintos de África sub-sahariana. Este impulso ha estimulado la creación de material didáctico, reuniones anuales y otras oportunidades de compartir y aprender juntos, y la contratación de seis trabajadores a tiempo completo, técnicos de la AC.

Este equipo técnico ha estado recolectando aprendizajes y experiencias de las contrapartes, revisando las publicaciones científicas, y hablando con otros involucrados en programas de AC. Ellos utilizaron estos aprendizajes ganados hasta la fecha para desarrollar la siguiente lista de principios guia básicos para programas de la AC. Por favor, sea consiente que estos son principios (verdades generales que guían a la acción) y no son leyes (reglas inflexibles
y fijas sobre qué hacer). Entonces, se precisa ir usando, labrando, y adaptando estos principios a las situaciones específicas. Estaríamos muy agradecidos por su retroalimentación y reflexiones en cuanto a estos principios; anticipamos poder actualizarlos con frecuencia.