Escritor: Dawn Berkelaar
Publicado: 18/10/2019


ECHO comparte información para ayudar a los agricultores a sembrar con más efectividad, con mínimos insumos comprados. Sin embargo, a menos que también se dé capacitación sobre nutrición, los agricultores y sus familias no se beneficiarán de manera óptima de los cambios que se hacen. En la Conferencia Internacional de Agricultura de ECHO en noviembre de 2017, Kathy Bryson compartió ideas de cómo integrar la educación en nutrición práctica a programas comunitarios de agricultura. Bryson es la Directora de Capacitación Internacional en SIFAT (Servants in Faith and Technology), y trabaja en Centroamérica. Abajo se resume la información de su charla y la presentación puede verse en www.ECHOcommunity.org; también está disponible una versión en pdf de su presentación.

Importancia mundial de la desnutrición 

En el mundo, una de cada tres personas sufre desnutrición, que toma distintas formas, incluyendo retraso en el crecimiento (ser más bajo que el promedio), emaciación (ser más delgado que el promedio) y tener sobrepeso. La emaciación es una forma obvia de la desnutrición, afectando a cerca del 8% de la niñez en el mundo. Sin embargo, el hambre oculta y las deficiencias en micronutrientes son mucho más prevalentes, al afectar a aproximadamente el 50% de los niños en el mundo. De hecho, los economistas en el Consenso de Copenhague en 2012 declararon que las intervenciones con micronutrientes son la forma más eficaz en función de los costos para ocuparse de los retos más grandes del mundo. La deficiencia de vitamina A afecta a un tercio de la niñez entre 6 meses y 5 años de edad, incluyendo casi la mitad de los niños en el África Sub-sahariana (48%) y Asia (44%). La vitamina A ayuda a fortalecer el sistema inmunológico en el organismo, de modo que la suplementación puede ayudar a reducir el número de muertes por enfermedades infecciosas. (La desnutrición y las infecciones se exacerban entre sí; si uno está desnutrido, será más susceptible a infecciones. Igualmente, si usted tiene una infección, quizás tenga menor apetito y/o su organismo quizás tenga más dificultades absorbiendo los nutrientes, aumentando su riesgo de desnutrición). La anemia por deficiencia de hierro, que provoca en la persona falta de energía, es incluso más prevalente que la deficiencia de vitamina A. La deficiencia de hierro puede resultar en retardo mental.

Aprender haciendo a través de huertos familiares 

Una forma específica de conectar la agricultura con la nutrición es promover huertos familiares densos en nutrientes, los cuales a menudo se siembran fuera de la casa. Así es fácil tener acceso a verduras y frutas y pueden incorporarse con regularidad a las comidas, lo que produce un impacto directo sobre la nutrición de la familia.

Conceptos a comunicar 

Al planificar un programa de agricultura deben incluirse elementos que se relacionen a la alimentación infantil. Los primeros 1000 días de la vida de un niño son críticos; la nutrición en el útero y durante los primeros dos años de vida tendrá un impacto en el resto de la vida de esa persona. Una mujer embarazada necesita comer suficiente cantidad y una variedad de alimentos para apoyar el crecimiento de su bebé en el útero. Donde sea posible, los bebés recién nacidos deben ser amamantados de forma exclusiva durante los primeros seis meses y luego continuar la lactancia con alimentos complementarios. Esto involucra apoyo de la familia de la mujer, pero también de los otros en la comunidad. Si usted introduce un programa comunitario de agricultura, quizás tenga que buscar formas creativas que permitan la participación de las mujeres pero que también les permitan amamantar. Al introducir los huertos, promueva la siembra y el consumo de alimentos ricos en nutrientes. También considere la preparación y técnicas de procesamiento de alimentos: conserve los productos agrícolas de temporada, y busque maneras de hacer que los nutrientes estén más bio-disponibles (p.ej. al agregar aceite a alimentos ricos en vitamina A). Finalmente, observe cómo se suministra y utiliza el agua en la comunidad. Muchas enfermedades se propagan a través de agua contaminada–los mosquitos que portan la malaria se crían donde hay agua estancada; los parásitos a menudo tienen parte de su ciclo de vida en el agua; y las bacterias y parásitos microscópicos pueden estar presentes incluso en agua que parece limpia.

Bryson también compartió una lista de sus 12 mensajes principales para promover una buena nutrición infantil (algunos de los cuales se explicaron en más detalle en párrafos anteriores):

  1. Promover la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del niño.
  2. Agregar alimentos complementarios (alimentos de destete) después de los seis meses.
  3. Alimentar a los niños pequeños con comidas pequeñas, pero más a menudo.
  4. Alimentar a los niños con una mezcla de alimentos Go, Grow y Glow (Energía, Crecer, Brillar). Los alimentos Go aportan energía (p.ej. los carbohidratos), los alimentos Grow ayudan a que crezcan los músculos (proteína y grasas), y los alimentos Glow contienen micronutrientes esenciales (verduras y frutas). Una manera de asegurar que los niños coman una variedad de alimentos es hacer su plato colorido.
  5. Promover la elaboración de conservas de frutas y verduras de temporada.
  6. Promover el lavado de manos y saneamiento correctos.
  7. Desparasitar a los niños cada seis meses dándoles una pastilla de albendazol de 400 g.
  8. Alimentar extra a los niños cuando se recuperan de enfermedades. Una buena regla general es dar una comida adicional por cada día que han estado enfermos.
  9. Vacunar contra las principales enfermedades infantiles.
  10. Aprender cómo tratar la diarrea con suero de rehidratación oral. Kathy compartió que la terapia de rehidratación oral (TRO) ¡Salva más vidas que los antibióticos! Una receta sencilla es 6 cdtas. de azúcar y ½ cdta. de sal en 1 litro de agua.
  11. Promover el monitoreo del crecimiento de los niños menores de cinco años. Trazar con regularidad el peso en un gráfico de crecimiento puede ayudar a identificar problemas antes que el niño se desnutra gravemente. Ejemplos de gráfico;
    1. Un gráfico de crecimiento que pueda imprimirse (para edades 1-5)
    2. Un gráfico de crecimiento interactivo (para edades 2-20)
  12. Utilizar estufas eficientes en el uso de combustible, para reducir la cantidad de humo en la cocina.