Publicado: 20/1/2004

Califique este recurso web

1 Clasificaciones

Dennis Shannon, Profesor Asociado en el Departamento de Agronomía y Suelos de la Universidad de Auburn, nos envió información acerca de los cultivos en callejones, incluyendo resultados de experimentos realizados por él y sus colegas. El artículo completo (llamado “Cultivo en Callejones: Un Sistema para Mantener la Productividad del Suelo”) se encuentra disponible en nuestro sitio en la red (www.ECHOcommunity.org), o a los lectores interesados se les puede enviar una copia impresa si envían su dirección postal. A continuación resumimos algunos puntos clave del documento. 

Cuando se seleccione una especie de arbustos en hilera para cultivo en callejones, tenga presente que las hojas deben descomponerse rápidamente cuando se apliquen al suelo. Shannon escribió, “Algunas especies, tales como la Flemingia macrophylla, poseen una composición química que provoca que se descompongan lentamente. Estas especies serían más apropiadas para situaciones en donde la meta es brindar una cubierta de rastrojos e incrementar el reservorio de materia orgánica en el suelo. En un estudio llevado a cabo en Haití, el madero negro (Gliricidia sepium) presentaba la tasa de descomposición más rápida de cinco especies en hilera probadas, aunque la leucaena (Leucaena leucocephala) y el madero negro estaban empatadas en cuanto a la cantidad total de nitrógeno liberada en un período de ocho semanas, ya que la leucaena presentaba una productividad de hojas mucho mayor y tallos pequeños.”

Shannon comentó que los resultados con leucaena podrían ser inferiores fuera de su área nativa de Centro América y el Caribe. Esto es debido al psílido, un insecto que daña severamente a la leucaena en partes de Asia y el este de Africa. En su área nativa, el psílido no parece representar un problema excepto en elevaciones mayores. En cuanto a las pruebas realizadas en Haití, Shannon escribió, “La Acacia angustissima fue la especie en hilera más productiva de las probadas y produjo la mayor cantidad de biomasa a una elevación de 900 a 1200 mts. La Calliandra callothyrsus también parece ser prometedora en climas muy lluviosos, pero no fue tan productiva en nuestras pruebas como la A. angustissima.”

Shannon también comentó sobre la importancia de aplicar podas al suelo, y de realizar a tiempo la operación de poda. Él y sus colegas cultivaron arbustos en hilera entre el maíz (cultivado sin fertilizantes) por un período de siete años en un lugar de Haití con una pendiente de 23% y con un suelo de poca profundidad que presentaba un alto pH y un alto contenido de materia orgánico. A manera de control, utilizaron una pared de roca (en vez de hileras de árboles) en parcelas que tenían un 25% más de plantas (debido a que, con los árboles en hilera, el cultivo en callejones ocupa espacio). Los arbustos en hilera fueron podados de la siguiente manera:

1) a la siembra y 30 días después de ésta, 2) a la siembra y 40 días después de ésta o 3) a la siembra, 30 días después, y 60 días después de ésta. Shannon resumió los resultados de la siguiente manera: “Promediado sobre las 12 épocas cuando se cosechó un cultivo, el mejor régimen de poda tuvo un rendimiento de solo un 7% más de maíz que con el control de la pared de roca. Sin embargo, para el tratamiento de la pared de roca, los altos rendimiento se dieron en las primeras épocas, mientras que con los cultivos en callejones, los rendimiento fueron relativamente estables a lo largo del período de la prueba. En las mejores épocas, los tratamientos de cultivos en callejones rindieron un 30% más que con el tratamiento de a pared de roca a pesar de tener un 20% menos de plantas de maíz. Los árboles en hilera también parecieron ser efectivos reduciendo pérdidas de suelos y pueden suministrar madera para combustible y postes.

[Ed (MLP): Asistí a una conferencia en el World Agroforestry Centre en Kenya en noviembre pasado. El Dr. Pedro Sánchez, su Director General hasta recientemente, comentó que, para su sorpresa, luego de una extensa investigación sobre cultivos en callejones, han llegado a la conclusión de que en la mayoría de los casos este no parece ser prometedor. Creo que en donde las lluvias son una limitante, la competencia por el agua es una razón para esto.]