Publicado: 20/10/2014


Nathanael Szobody envió lo siguiente en respuesta a una actualización en EDN 123 sobre investigación que ECHO está haciendo en Sudáfrica. Pensamos que estos comentarios fueron particularmente interesantes y detallados, pues ilustran la contribución que los productores pueden hacer para profundizar nuestro conocimiento de las prácticas agrícolas como la rotación de cultivos. Apreciamos el tiempo que Nathanael tomó para observar lo que estaba sucediendo en el campo de un agricultor y enviar a ECHO una evaluación escrita. Abajo se presentan los comentarios de Nathanael intercalados con notas de Tim Motis (en cursiva y dentro de corchetes).

Nathanael escribió, “Aprecio los datos presentados por Melissa Miller y Tim Motis en EDN 123 sobre los beneficios de sembrar caupí como mulch vivo debajo del maíz para ayudar a enfriar el suelo. Un poco después de leer el artículo, observé los campos de sorgo y maíz de mi vecino en nuestra aldea del Chad Sub-Sahariano. Él había sembrado variedades nativas de pepino doméstico en los mismos hoyos de su sorgo y maíz. Si bien estéticamente era agradable ver el follaje del pepino verde cayendo en cascada desde la base de los tallos de sorgo y esparciéndose alrededor para cubrir la tierra circundante, yo estaba escéptico con la asociación. Yo sugerí que si él sembrara el pepino entre los surcos del cultivo del grano, o al menos entre las plantas individuales de grano en el surco, habría menos competencia entre los dos cultivos y [ellos podrían] ser beneficiosos mutuamente. No es así, me respondió. ¿Su lógica? El denso follaje del pepino enfría las raíces del sorgo y el maíz desde sus primeros días de crecimiento. Él me aseguró que las plantas con pepino en sus raíces producen igual de bien o si no mejor que los que son cultivados solos. De hecho, el pepino es una cobertura vegetal ideal. Sus enredaderas rastreras sistemáticamente se bifurcan en intervalos regulares de modo que el perímetro de todas sus hojas se toca entre sí en un radio creciente, sellando un dosel bajo para proteger la fruta debajo (¡y el suelo!) del ardiente sol. El follaje del pepino local es tan denso, que los monos ladrones tienen que darse vueltas sobre las plantas para encontrar los pepinos escondidos”.

[Tim Motis (TM): Estas observaciones en Chad son congruentes con lo que encontramos con el caupí sembrado con maíz en nuestras parcelas en Sudáfrica. Como se mencionó en EDN 123, la temperatura del suelo era 5 grados más fría con maíz/ caupí que sólo con maíz. Resultó que la humedad volumétrica del suelo fue también un poco mayor con maíz+caupí (4.9%) que sólo maíz (4.5%) a las 12 semanas de sembrar maíz. Aparentemente, la cantidad de agua conservada a través dar sombra/aplicar mulch en el suelo excedió la cantidad de agua perdida por la transpiración (movimiento de agua a través de las hojas a la atmósfera).]

EDN 125 figure 4a
EDN 125 figure 4b

Figura 4.  Pepinos sembrados debajo de okra (a la izquierda) y creciendo en el espacio debajo de rosa de Jamaica (derecha). Fotos por Nathanael Szobody, ilustrando prácticas en su huerto.

Nathanael continuó, “El método necesita pruebas científicas bajo controles apropiados. Pero encontré su testimonio convincente dado que descubrí a otras personas empleando prácticas similares (Fig. 4). Mientras ayudaba a un amigo a escardar el mijo me fascinó ver a su abuela serpentear a través del campo sembrando peino entre los brotes de mijo. En sus cálculos no estaba ni una utilidad adicional ni una mejor producción de mijo: “Cuando llegue el momento de escardar el mijo vamos a tener hambre, así que mejor tenemos algunos pepinos para comer”. Su enfoque también era preciso y estaba bien informado en términos de simbiosis; el pepino y el mijo van bien juntos, pero el ayote se siembra mejor entre el maní, explicó ella. La okra también prospera bien entre el maní, donde la semilla de okra se tira al voleo en un campo de maní recientemente arado y sembrado. Esto tiene sentido en términos de temperatura del suelo: de mi experiencia la okra se beneficia de suelo más frío. Maní densamente sembrado logra ese efecto. Además, la okra tiene una raíz pivotante y por lo tanto compite en forma mínima con el maní alrededor.

“Aunque el pepino no es una leguminosa y por tanto no tiene el beneficio de agregar nitrógeno al suelo, la rotación de cultivos puede tener el mismo beneficio.

“Además, el follaje del caupí es muy resistente y, si se deja sobre el suelo después de la cosecha en cualquier región sub-sahariana, será consumido por los rebaños nómadas en lugar de tener algún efecto duradero sobre el humus del suelo (aparte del estiércol dejado en el proceso, que no es un factor insignificante). Si bien el pepino será cosechado mucho antes del grano, su follaje muerto es mucho más frágil que el del caupí, y se desintegra rápidamente en presencia de precipitación y aporta al suelo nutrientes y humus antes de que los rebaños nómadas tengan una oportunidad de pastar en los campos.”

[TM: Es útil estar conscientes del tiempo que toma degradarse a las hojas y tallos de un cultivo de cobertura. La tasa de descomposición de los residuos del cultivo influyen sobre cuándo y con qué rapidez los minerales son liberados al suelo. El follaje que persiste por largo tiempo puede ser útil desde el punto de vista de mantener el suelo cubierto; sin embargo, la liberación de nutrientes es lenta. Los factores que afectan las tasas de descomposición de los cultivos de cobertura incluyen espesar de las hojas (p.ej. las hojas delgadas del frijol terciopelo se descomponen más rápidamente que las hojas de las habas blancas), ciclo de crecimiento del cultivo (p. ej., el frijol lablab produce la mayor parte de su biomasa más tarde en la estación que el caupí), la temperatura y la lluvia. Como lo ilustran los comentarios de Nathanael, además de entender los principios de la descomposición y la liberación de nutrientes, es importante tomar en cuenta las actividades animales que afectan la contribución de los residuos al suelo].

Nathanael también compartió: “Además, el productor de subsistencia y su familia se benefician más de la diversidad nutricional que de la diversidad del mercado. El pepino es una muy buena fuente de vitamina C, vitamina K, y potasio, y también es una buena fuente de vitamina A – de la que carecen particularmente en la dieta subsahariana, quizás contribuyendo a la alta tasa de enfermedades de los ojos en esa región. Mientras que el caupí, con la proteína que proporciona, es un producto seco y está disponible a precio razonable todo el año, los africanos subsaharianos más a menudo tienen deficiencias de hortalizas y frutas menos asequibles y solamente disponibles según la estación. Por lo tanto es sabio beneficiarse de las variedades de pepino locales de alta producción cuando la estación lo permite”.

[TM: Hemos observado en una prueba de clasificación de legumbres que el rendimiento de siembras de caupí sucesivas en las mismas parcelas ha disminuido con el paso del tiempo. Además, los nemátodos noduladores han estado más prevalentes en las parcelas de caupí que en las parcelas de frijol terciopelo y lablab. Al incorporar cultivos de cobertura en los sistemas agrícolas, necesitamos pensar en formas de evitar la acumulación de plagas. Una cobertura de suelo con cucurbitáceas (no leguminosas) podría rotarse con cobertura del suelo de leguminosas].

Nathanael concluyó, “La belleza de utilizar pepino como cobertura vegetal de esta manera es que no se necesita que un foráneo le diga a la gente cómo hacerlo; es un método bien conocido con mano de obra mínima que para aumentar su implementación sólo se necesita promoverlo un poco”.


Colecciones