Escritor: Dawn Berkelaar
Publicado: 23/10/2017


Introducción

EDN 137 Figure 1

Figura 1.  Buffet de insectos comestibles en Chiang Mai. Fuente:Rick Burnette

A menudo, los insectos son ignorados como fuente de alimento para humanos y animales. En muchas áreas del mundo los insectos han sido consumidos desde hace siglos. En 1855, Vincent M. Holt escribió un documento llamado “Why Not Eat Insects?” (¿Por qué no comer insectos?) en el cual describía ejemplos históricos de pueblos que comían insectos y los consideraban una delicia. Alrededor del mundo se han utilizado como alimento más de 1,900 especies de insectos (van Huis et al. 2013). De éstas, los escarabajos (principalmente las larvas) constituyen el 31%, las orugas de mariposas y mariposas nocturnas un 18%, las larvas y pupas de abejas, avispas y hormigas conforman un 14%, y los saltamontes, langostas y grillos un 13% (van Huis et al. 2013). 

Donde los insectos no son generalmente considerados una fuente de alimentos, la gente a menudo siente una aversión interna en cuanto a comerlos. Aun así, todos comemos insectos, a menudo sin saberlo. Los insectos se encuentran en pequeñas cantidades en productos secos como frijoles y granos, y en productos alimenticios como la mantequilla de maní. En los EE.UU. el FDA permite cierta cantidad de partes de insectos en distintos productos, por ejemplo, en la mantequilla de maní se permite un “promedio de 30 fragmentos de insectos o más por cada 100 gramos”. En este caso, existen leyes para limitar la cantidad de partes de insectos.

¿Y qué hay en cuanto a comer insectos a propósito? El usar insectos como fuente alimento humano y para animales tiene sentido por muchas razones. Primero, ya existen muchos precedentes al respecto. Se han consumido insectos por miles de años (ejemplos al respecto son brindados por Holt 1985), y más de dos mil millones de personas en la actualidad incorporan insectos en sus dietas (van Huis et al. 2013; Figura 1).

Segundo, los insectos son muy nutritivos, ricos en proteínas, grasa, fibra, vitaminas y minerales. El contenido de nutrientes varía entre las especies de insectos dependiendo de su estado metamórfico, también depende de qué se alimentan los insectos. Pero Rumpold y Schlüter (2013) recopilaron información nutricional para muchas especies de insectos comestibles y llegaron a la siguiente conclusión: “Aunque los datos estaban sujetos a grandes variaciones, se podría concluir que muchos insectos comestibles brindan niveles satisfactorios de energía y proteína, llenan las necesidades de aminoácidos para humanos, son ricos en AGM (ácidos grasos monoinsaturados) y AGP (ácidos grasos poliinsaturados, y ricos en muchos micronutrientes como cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, selenio, y zinc así como también en riboflavina, ácido pantoténico, biotina y en algunos casos ácido fólico”. De acuerdo con Yhoung-Aree et al. (1997), el contenido proteínico de los insectos va de 7 a 21 gramos por cada 100 gramos de porción comestible. Esto se compara bien con el contenido de los huevos (14 gr/100 gr; aproximadamente dos huevos grandes), o la carne (18-20 gr/100 gr). Los insectos son lo suficientemente nutritivos que un equipo de investigadores en Kenia está usando saltamontes y langostas molidos con mijo dedo malteado para producir un alimento nutritivo para bebés que combatirá la desnutrición (Oniang'o 2017).

EDN 137 Figure 2

Figura 2. Panal y pupas de abejas melíferas de venta en Myanmar. Fuente: Rick Burnette

Tercero, consumir insectos tiene sentido desde un punto de vista ambiental. Los insectos poseen una alta eficiencia en la conversión de alimentos, lo que significa que una alta proporción del alimento y agua que consumen se convierte en materia comestible. De acuerdo con Marcel Dicke (2010), 10 kg de alimento de insectos se convierte en 9 kg de langostas cosechables. En contraste, las eficiencias en la conversión de alimentos para animales van de 5 kg de materia comestible por cada 10 kg de alimentos consumidos (pollos) a 1 kg de materia comestible por cada 10 kg de alimentos consumidos (vacas). Unapágina web de la FAO comparte estadísticas ligeramente diferentes pero siempre alentadoras: “Los insectos poseen una alta tasa de conversión de alimentos, p.ej., los grillos necesitan seis veces menos alimento que el ganado, cuatro veces menos que las ovejas, y dos veces menos que los cerdos y los pollos de engorde para producir la misma cantidad de proteína. Además, los insectos emiten menos gases de efecto invernadero y menos amoníaco que el ganado convencional. Los insectos pueden ser criados en desechos orgánicos. Por lo tanto son una fuente potencial para la producción convencional (mini-ganado) de proteína, ya sea para el consumo humano directo o indirectamente en alimentos recompuestos (con proteína extraída de los insectos), y como una fuente de proteína en mezclas de alimento para ganado.” 

Es mejor no suponer que esa alta eficiencia es posible de lograr en todos los casos. En un artículo titulado “Crickets are not a free lunch” (Los grillos no son un almuerzo gratis) los autores Lundy y Parrella (2015) señalan que el crecimiento y aún la viabilidad de los grillos depende de la calidad de su dieta, especialmente a escala industrial. Aún así, una empresa llamada Agriprotein, que cría larvas de la mosca soldado negra como fuente de proteína para alimento para animales cosecha seis toneladas y media de MagMeal (larvas secadas y molidas) a partir de 100 toneladas de desechos orgánicos (Thomas 2017a). Considerando que las seis toneladas y media son peso seco y que las fuentes de alimento orgánico de la empresa son gratis, esta es una tasa muy buena.

Cuarto, los insectos necesitan muy poco espacio, por lo que los pueden criar incluso aquellos que tienen poco acceso a la tierra. Muchos insectos prosperan en espacios cerrados. Y, finalmente, criar insectos tiene el potencial para convertirse en una empresa generadora de ingresos (Figura 2). 

Este artículo ofrecerá un breve vistazo de los insectos como fuente de alimento humano y para animales. Describirá maneras para obtener y preparar insectos y describirá algunos de los retos que existen cuando se trata de insectos para consumo. 

Insectos para Alimento Humano

Tal como se mencionó anteriormente, los insectos representan una excelente fuente de alimento para los humanos. Sin embargo, la mayoría de las personas en los países occidentales no están acostumbradas a comer insectos. Debido a su aversión interna a esto, comer insectos es a veces comunicado o visto como una práctica desagradable o como “último recurso”.

Hasta la terminología que usamos afecta la impresión que damos sobre la deseabilidad de comer insectos. “Entomofagia” es el término más comúnmente utilizado para la práctica de comer insectos. Evans et al. (2015) explica por qué esto es problemático. Ellos señalan, por ejemplo, que otros vocablos que terminan en “fagia” se refieren a “comportamientos inapropiados o aún patológicos” similares a lo de los animales (p.ej., hialofagia, comer vidrio). 

Insectos – Cartilla didáctica

Los insectos pertenecen a la Clase Insecta  dentro del Phylum Arthropoda. Dentro de la Clase Insecta se clasifican en Órdenes.

Un insecto experimenta varias fases distintas durante su (generalmente) corta vida.  Algunos insectos, incluyendo las mariposas, las abejas y los escarabajos, pasan por una metamorfosis completa, de manera que jóvenes lucen completamente distintos de como lucen adultos.  En este caso un insecto comienza su vida en un huevo, que eclosiona en forma de larva, generalmente como un pequeño gusano gordo, que se transforma en una pupa tiempo en el cual está inmóvil y encerrado en una caja, antes de finalmente emerger como adulto. Los insectos pueden comerse en cualquier fase pero algunos tienden a ser preferidos en ciertas fases más que en otras.

Los insectos como los saltamontes y las cigarras pasan por una metamorfosis incompleta. En este caso, el insecto eclosiona de su huevo como una ninfa. La ninfa se deshace de su piel en la medida que va creciendo.  La ninfa luce mucho más como el adulto pero a menudo no posee alas hasta su transición final hacia la adultez. 

 

Además, el término “insectos” se usa para dar significado a distintas cosas. El término tiene una definición taxonómica (ver el cuadro de texto), pero la gente algunas veces lo usa, o el término “bichos”, para referirse a otras criaturas pequeñas, comestibles, incluyendo arañas, escorpiones, ciempiés, y lombrices de tierra. Algunas personas solamente usan el término “insectos” para referirse a especies de plagas; por esta razón, puede ser de utilidad distinguir entre “insectos” e “insectos comestibles”.

Evans et al. (2015) señala que “los tabús que existen sobre los alimentos son complicados”. Los grupos de personas tienen sus propias preferencias y aversiones a los distintos tipos de insectos. “Insecto” es una categoría general, pero para que estos sean aceptados como alimento, la gente necesita familiarizarse con tipos específicos de insectos. En vez de hablar sobre una amplia categoría de “insectos”, puede ser útil hablar sobre especies y preparaciones individuales. Por ejemplo, cuando sea posible trate de usar nombres de la cultura popular (p.ej., a los saltamontes se les llama chapulines en México). Como alternativa, se puede volver a poner nombre a insectos para hacerlos más atractivos, por ejemplo, Marcel Dicke se ha referido a los saltamontes como “camarones de tierra” (Dicke 2010).

En las páginas 15-20 del documento de la FAO “Edible insects: Future prospects for food and feed security” (Van Huis et al. 2013) se puede encontrar un vistazo general sobre algunos insectos que tradicionalmente se comen alrededor del mundo. 

Insectos como Alimento para Animales

Los insectos pueden ser una excelente fuente de proteína para el alimento para animales. No necesitan procesarse para darlo como alimento a pollos y peces; los pollos de granja picotean y comen insectos de forma natural. Se puede usar harina elaborada a base de insectos en las raciones de alimento para cerdos y vacas, reemplazando así ingredientes caros ricos en proteínas como harina de pescado o de soya. En un episodio podcast, Elsje Pieterse de la universidad de Stellenbosch explicó por qué la soya y la harina de pescado son problemáticos. La producción de soya está ligada a la deforestación y la pérdida de la diversidad vegetal, mientras que la harina de pescado es elaborada en base a peces pequeños que son importantes en la cadena alimenticia en los océanos y están en peligro de ser sobre-explotados (Thomas 2017b).

Las larvas de la mosca soldado negra (Hermetia illucens) son una fuente de proteína popular como alimento para animales. Ian Banks, quien trabaja en investigación y desarrollo con Agriprotein, compartió varias características que hacen de las larvas de la mosca soldado candidatas para la cría masiva (Thomas 2017a). Las larvas son omnívoras, pueden comer desechos tanto de carne como de vegetales; también crecen rápidamente alcanzando los 2 cm en menos de dos semanas y tienen un menor “factor de disgusto” que los gusanos de las moscas caseras. Las moscas adultas no transmiten enfermedades como lo hacen las moscas caseras.

EDN 137 Figure 3

Figura 3. Pupas de gorgojo de la palma en un mercado de Myanmar. Fuente: Rick Burnette

Tal como se mencionó en la introducción de este artículo, las larvas de MSN están siendo criadas a escala industrial, en Agriprotein y en otras empresas. Dos episodios del podcast de BBC Food Chain (presentado por E. Thomas) describen el proceso de producción básico de Agriprotein. Las larvas de MSN son alimentadas con desechos alimenticios tales como vegetales y cáscaras de frutas. Una vez que las larvas consumen los desperdicios de alimentos, los residuos pueden usarse como compost. Por su parte, las larvas en forma de MagMeal son una excelente fuente de proteínas para alimento para animales. Nutrition Hub, una empresa consultora que realiza pruebas en la Universidad de Stellenbosch, ha comparado el desempeño en salud y crecimiento de peces que son alimentados con harina de pescado y los que son alimentados con una mezcla de harina de pescado y MagMeal. Cuando se reemplaza hasta un 50% de la harina de pescado en su alimento con MagMeal, las truchas de criadero no experimentaron efectos negativos en su crecimiento (aunque el crecimiento se redujo con el reemplazo al 100% de la harina de pescado) (Thomas 2017b).

Aunque las larvas en Agriprotein son alimentadas con desechos de frutas y vegetales, también se sabe que las larvas de MSN crecen bien alimentadas a base de hígado y estiércol de cerdo (Nguyen et al. 2015). No obstante, los desechos alimenticios siguen siendo la forma más lógica de alimentar a las larvas de la mosca soldado negra. Jason Drew, cofundador de Agriprotein comenta que donde haya personas, hay desechos alimenticios. Su empresa se está expandiendo a otros países. En una entrevista de podcast expresó: “Tenemos mucho más clientes de los que podemos suplir.” (Thomas 2017b).

Se puede encontrar en línea información sobre métodos en pequeña escala para la cría de larvas de mosca soldado negra, por ejemplo en el sitio web Black Soldier Fly Farming en Black Soldier Fly Blog

La mosca soldado negra y varios otros insectos poseen su propia sección en el sitio web Feedipedia (un “sistema de información sobre recursos para alimentos para animales”).

La investigación sobre el uso de los insectos como alimento para animales también es dirigida por ICIPE (The International Centre of Insect Physiology and Ecology) Los programas de ICIPE incluyen INSFEED (“Insect feed for poultry and fish production in sub Saharan Africa”); GREEiNSECT (“Mass-rearing insects for greener protein supply”) e ILIPA (“Improving livelihood by increasing livestock production in Africa”; éste último está enfocado principalmente en la mosca soldado negra). En el número 184 de Spore describe algo del trabajo que se está realizando en Kenia a través de este programa: “…el proyecto de INSFEED ha capacitado a más de 75 productores y emprendedores agrícolas jóvenes en la cría masiva de insectos usando técnicas sostenibles, accesibles y de bajo costo tales como la cosecha de la mosca Calliphora que abunda en la zona”.

 

Formas de Obtener Insectos

Los insectos generalmente son obtenidos de tres formas principales.

EDN 137 Figure 4

Figura 4. Larvas de gusano de seda en India. Fuente: Rick Burnette

Primero, pueden atraparse en su ambiente silvestre. Algunas veces las trampas se colocan por la noche para revisarlas por la mañana. Como alternativa, los insectos se pueden recolectar temprano por la mañana cuando las temperaturas tienden a ser frías y los insectos están perezosos y lentos. En ciertos momentos del año los insectos son abundantes y son fáciles de capturar. Esto es cierto, por ejemplo, cuando los reproductores alados de las termitas emergen en masa una vez al año en algunas partes de Africa, o cuando las hormigas voladoras llamadas “chicatanas” pululan en el aire en México. Pero tenga cuidado, si los insectos han estado en o cerca de campos de productores ¡pueden haber sido rociados con insecticidas!! Aún si usted no utiliza productos químicos en su finca o sitio de proyecto, no suponga que los insectos encontrados ahí son seguros, los insectos, especialmente los que vuelan pueden haber encontrado plaguicidas en otro sitio.

Segundo, los insectos pueden producirse a gran escala, a nivel industrial. Este tipo de producción es riesgoso y demanda una gran inversión, pero está siendo desarrollado con éxito por empresas como Agriprotein.

Tercero, los insectos pueden ser “cultivados” en pequeña escala, a nivel de patio trasero. Esto puede hacerse usando tecnología local y como una inversión de poco capital. Los insectos pueden criarse en un espacio muy pequeño y utilizando pocos recursos, sin embargo, criarlos requiere de un nivel de conocimiento relativamente alto acerca de las necesidades del ciclo de vida, dieta y hábitat de las especies. Una revisión de literatura realizada por Gahucar (2011) incluye referencias a documentos que describen técnicas de crianza para gorgojos de palma (ver Figura 3), gusanos de seda (en India y Tailandia, ver Figura 4), avispas gigantes (Japón), grillos (Tailandia) y más.

Las especies que generalmente la gente cría por su cuenta incluyen:

Gusanos de la harina

Una serie de videos en www.mealflour.org/diy diy explica cómo elaborar una pequeña granja de tres niveles de gusanos de la harina. En vez de un organizador plástico (como el que se usa en los videos), se puede utilizar cajas de madera. La caja de arriba alberga a los escarabajos adultos, una malla en el fondo de dicha caja (bien sellada donde la malla se une a la caja) permite que los huevos caigan a través de la misma hacia el siguiente nivel. Los gusanos pequeños son trasladados a la caja del fondo, y son cosechados cuando alcanzan cierto tamaño (Figura 5) o bien se les permite convertirse en pupas y son colocados en la primera caja de arriba para continuar el ciclo. En Food Insects Newsletter, Volumen 9, Número 1 también se puede encontrar instrucciones para la crianza de gusanos de la harina. Los gusanos de la harina tendrían que ser atrapados o comprados al inicio. Verifique si puede ordenarlos en línea o pregunte en la tienda de suministros para mascotas de su localidad.

EDN 137 Figure 5

Figura 5. Gusanos de la harina crudos (arriba) y fritos (abajo). Fuente: Stacy Reader

Crickets

Un artículo en Popular Science describe una manera básica para criar grillos. Otro documento útil se encuentra en este sitio de FAO. Para obtener grillos al inicio, pregunte a la gente de la localidad si ya estén criando grillos y si pudieran venderle algunos, o cómprelos en una tienda de mascotas. 

Moscas soldado negras

Las fuentes de información para criar moscas soldado negras fueron compartidas en la sección de insectos como alimento para animales. A la MSN es su fase larvaria se le conoce como “larva de letrina” ya que a menudo se le encuentra alrededor de pilas de estiércol (van Huis et al. 2013) - por lo que potencialmente podrían obtenerse de esa manera si no se encuentran disponibles a nivel comercial.

Preparación de insectos

Aunque algunos se comen crudos, la mayoría de los insectos utilizados como alimento se cocinan y/o secan. Los insectos se pueden saltear con ajo y sal, hornearlos o asarlos en un sartén con aceite hasta que se doren y estén crujientes, o empanizados y fritos. A veces se muelen los grillos o gusanos de la harina asados y luego se añaden a salsas o comidas horneadas. La tabla 1 incluye unos cuantos de los insectos comestibles relativamente comunes con alguna información sobre la forma de recolectarlos y prepararlos. Pero la tabla solamente nombra unos pocos de los muchos insectos que son comestibles; el Sr. Yde Jongema ha recopilado una lista extensa de insectos comestibles en el mundo, y está disponible en línea. Como regla general Holt recomendó recolectar insectos que coman plantas no venenosas y evitar los insectos que sean carnívoros y/o coman plantas venenosas.

Yhoung-Aree et al. (1997) describió cuándo y cómo se recolectan y comen los distintos insectos en Tailandia incluyendo detalles sobre métodos específicos de preparación. Ellos señalan que en comunidades rurales en Tailandia los insectos a menudo son cocinados como platos principales, se comen con arroz; en las áreas urbanas, donde es menos común comer insectos estos se comen más como bocadillos. 

Tabla 1: algunos insectos que generalmente se comen. Recopilado por Dawn Berkelaar en Gahukar 2011; van Huis et al. 2013; Holt 1885; y Yhoung-Aree et al. 1997.

Tipo de insecto

Fase

Método de recolección

Preparación

Notas

Coleópteros

(Escarabajos)

Larvas (p.ej., gorgojo de la palmera; Rhynchophorus spp. Ver Figura 3)

Se detectan juntando el oído al árbol de palma para escuchar a las larvas comiendo

Fritos o asados

Los escarabajos de la palma se comen en Asia, África y América Latina. Tenga cuidado de no derribar muchos árboles para permitir la sostenibilidad en el largo plazo.

Adultos (p.ej., los escarabajos estiercoleros)

*

Se esperan 24 horas para que excreten desechos, luego se lavan bien y se cocinan.

 

Larvas (p.ej. gusanos de la harina. Ver Figura 5)

*

Fritos o asados

 

Hemípteros (“bichos verdaderos,” con piezas bucales que usan para cortar y chupar)

Adultos (p.ej., cigarras)

*

Se le eliminan las alas, asados sobre una fogata o fritos sin aceite

 

Himenópteros

(Abejas, avispas, hormigas)

Larvas y pupas de abejas y avispas (ver Figura 2)

Se ahúma la colonia para alejar a los adultos, se recolectan las larvas y pupas

Asadas, fritas, hervidas con potaje o arroz. A menudo se ahúman en el proceso de recolección por lo que se venden listas para comerse

 

Huevos (hormigas, ver Figura 6)

*

Se comen crudos o fritos

 

Pupas (hormigas)

*

En Tailandia las pupas de las hormigas tejedoras se comen crudas en algunos platillos de ensaladas.

 

Adultos (hormigas)

*

Usados para dar sabor porque contienen ácido fórmico

 

Isópteros

(termitas)

Adultos alados en edad reproductiva

Recolectados con redes, canastas, etc., cuando emergen luego de las primeras lluvias

Se comen crudas, ligeramente fritas o asadas, secadas al sol. No necesitan aceite.

Especialmente ricas en proteína, ácidos grasos y otros nutrientes. Las termitas también pueden darse como alimento a los cerdos, aves de corral y pescados.

Soldados

Se recolectan en cualquier época del año

Se comen crudos, ligeramente fritos o asados, secados al sol. No necesitan aceite.

 

Reina

*

*

¡La reina puede tener hasta 10 cm de diámetro! Se considera exquisitez, pero cosechar una reina acabará con la colonia de termitas.

Lepidóptera

(mariposas y mariposas nocturnas)

Caterpillars (e.g. mopane)

Collected, degutted

Degutted, boiled in salt water and sun-dried

Important source of protein during the rainy season.

Pupas (p.ej., gusano de seda)

Quedan luego que la seda es retirada de los capullos

Asados o fritos en mantequilla o manteca de cerdo, luego se sazona con pimienta, sal y vinagre

 

Orugas (p.ej., bambú)

*

Frito

 

Mariposas nocturnas

*

Fritos en mantequilla

 

Odonata (libélulas, caballitos del diablo)

Ninfas (etapa inmadura)

Recolectadas del agua

Fritas o hervidas

 

Ortópteros

(saltamontes, grillos y langostas)

Adultos

Recolectados temprano por la mañana y por la noche cuando se reúnen y están inactivos

A menudo se eliminan las patas, alas, cabeza y estómago. Salteados, fritos, asados o hervidos y luego fritos en mantequilla. Algunas veces son ahumados en un palo de bambú.

Se consume alrededor de 80 especies de saltamontes. En Asia se crían dos especies de grillos. Las langostas y los saltamontes como alimento son mencionados al menos dos veces en la Biblia, en Levíticos 11:20-23 y Mateo 3: 1, 4.

* Un asterisco en la tabla indica falta de información. ¡Por favor comparta sus propios conocimientos y experiencia cuando se trate de recolectar, preparar o comer insectos!

Retos

EDN 137 Figure 6

Figura 6. Huevo y larvas de hormiga. Fuente: Rick Burnette

En una charla TEDx talk, Arnold van Huis compartió su entusiasmo sobre el potencial de los insectos como alimento pero también señaló algunos retos. Por ejemplo, existen pocas leyes sobre insectos. Aunque la mayoría de los insectos se pueden comer con seguridad, los plaguicidas pueden representar un problema con respecto a los insectos recolectados en el campo. Además, para los insectos criados específicamente como alimento se esperaría que hubiese al menos un nivel básico de sanidad y estándares, pero actualmente no existen reglas o guías oficiales.

En una entrevista NPR, Robert Allen describió el papel de incidencia de su organización (Little Herdseducativa sin fines de lucro) como, “empujar tanto a las empresas como a las agencias regulatorias para que se adhieran a los más altos estándares a la hora de crear las normas y leyes de este nuevo sector”. Allen añadió, “Creemos que los insectos pueden y deben ser criados y cosechados de forma higiénica, orgánica, antibiótica y libre de hormonas, humanamente y al menos en parte localmente. Si fijamos altos estándares ahora, no corremos el riesgo de seguir las huellas de la agricultura industrializada que ahora se da cuenta que produce unos efectos colaterales negativos serios”.

La seguridad de los alimentos no es la única preocupación. Cuando se trata de cosechar insectos en el campo, el manejo de los bosques y la conservación de los insectos se vinculan. Las medidas para preservar a los insectos comestibles deben incluir esfuerzos para mantener la cobertura forestal y manejar a las plantas hospedadoras de insectos comestibles. Esto puede requerir de esfuerzos comunitarios y además incentivos del gobierno para la conservación (Gahukar 2011).

El desarrollo económico potencial también es un factor a considerar, y que puede estar en conflicto con las regulaciones. El involucramiento del gobierno en el establecimiento de regulaciones es importante en múltiples sectores incluyendo la inocuidad de los alimentos y la conservación. Sin embargo, Halloran et al. (2015) señala que, “La formalización a través de las regulaciones puede amenazar la economía local e informal. Por otra parte, la economía informal proporciona empleo e ingresos, especialmente en áreas con altos niveles de desempleo”.

Algunas regulaciones existentes limitan el uso de insectos para alimento humano y para animales. En la Unión Europea, las regulaciones sobre ingredientes de alimentos para animales (debido a preocupaciones relacionadas con la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) también conocida como “enfermedad de la vaca loca”) prohíben el uso de proteína animal incluyendo la proteína de insectos (Stout, 2016). Sin embargo, en el verano de 2017 la Comisión Europea relajó sus reglas sobre proteína de insectos, aprobándola para su uso en acuicultura (Thomas 2017b).

Los costos pueden representar un reto para los que quieren comprar insectos. En la mayoría de los sitios los insectos criados en granjas no son muy comunes especialmente los insectos criados para alimento y su precio puede reflejar ese hecho. Donde vivo en Canadá dos pequeñas bolsas de 220 gr de insectos, una de grillos y otra de gusanos de la harina me habrían costado $60 con costos de envío incluidos. En contraste, 454 gr de carne de res molida en una tienda de abarrotes local costaría alrededor de $5. El costo no importa si usted cría sus propios insectos en pequeña escala, un escenario de patio trasero localmente apropiado. 

Otro problema es que los individuos que son alérgicos a o reaccionan a los mariscos podrían también ser alérgicos a los insectos debido a sustancias alergénicas que incluyen una proteína llamada tropomiosina (Palmer 2016). Rumpold y Schlüter (2013) comentan al respecto, “Los riesgos de la entomofagia incluyen la posibilidad de que los insectos contengan sustancias alergénicas y tóxicas así también como antinutrientes y la presencia de patógenos”. Las alergias también pueden desarrollarse a través de la exposición, Phillips y Burkholder (1995) comentaron que "[el contacto con] los insectos y artrópodos relacionados plantea una amenaza muy real a la salud ocupacional para los trabajadores que se exponen a ellos”. Las inquietudes relacionadas con la salud se resumen en un número de The Food Insects Newsletter

Conclusión

Los insectos poseen un tremendo potencial como fuente de alimento para humanos y animales. Los productores en pequeña escala pueden recolectar insectos en el campo o criarlos a bajo costo con tecnología local. Los insectos son increíblemente diversos y pueden ser una forma deliciosa de mejorar la nutrición. ¿En su comunidad actualmente consumen y disfrutan de los insectos? Si tiene alguna experiencia usando insectos para alimento humano y/o para animales, ¡nos encantaría saber de usted!

Referencias

Dicke, M. 2010. Why not eat insects? TED Talk.

Evans, J., M.H. Alemu, R. Flore, M.B. Frøst, A. Halloran, A.B. Jensen, G. Maciel-Vergara, V.B. Meyer-Rochow, C. Münke-Svendsen, S.B. Olsen, C. Payne, N. Roos, P. Rozin, H.S.G. Tan, A. van Huis, P. Vantomme and J. Eilenberg. 2015. ‘Entomophagy’: an evolving terminology in need of review. Journal of Insects as Food and Feed 1(4): 293-305. Wageningen Academic Publishers.

Van Huis, A., J. Van Itterbeeck, H. Klunder, E. Mertens, A. Halloran, G. Muir and P. Vantomme. 2013. Edible insects: Future prospects for food and feed security. FAO Forestry Paper 171.

Gahukar, R.T. 2011. Entomophagy and human food security. International Journal of Tropical Insect Science 31(3):129-144.

Halloran, A., Vantomme, P., Hanboonsong, Y., and Ekesi, S., 2015. Regulating edible insects: the challenge of addressing food security, nature conservation, and the erosion of traditional food culture. Food Security 7: 739-746.

Holt, V.M. 1885. Why Not Eat Insects?

Lundy M.E. and M.P. Parrella. 2015. Crickets Are Not a Free Lunch: Protein Capture from Scalable Organic Side-Streams via High-Density Populations of Acheta domesticus. PLoS ONE 10(4): e0118785. doi:10.1371/journal.pone.0118785

Nguyen, T.T.X., J.K. Tomberlin, and S. Vanlaerhoven. 2015. Ability of Black Soldier Fly (Diptera: Stratiomyidae) Larvae to Recycle Food Waste. Environmental Entomology 44(2): 406-410.

Oniang'o, M. 2017. Grasshoppers and locusts for protein-rich baby food? Africa.com; also republished on Agrilinks.org.

Palmer, L. 2016. Edible insects as a source of food allergens. M.Sc. thesis, University of Nebraska.

Phillips, J. and W. Burkholder. 1995. Allergies Related to Food Insect Production and Consumption. The Food Insects Newsletter. Volume 8, Issue 2. USDA-ARS Stored Product Insects Research Laboratory. Department of Entomology. University of Wisconsin-Madison.

Reeve, S. 2017. Nutrient rich fish and poultry feed. Spore 184.

Rumpold, B.A. and O.K. Schlüter. 2013. Nutritional composition and safety aspects of edible insects. Molecular Nutrition & Food Research 57(5):802–823.

Stout, J. 2016. Insects as food is one thing—but how about insects as feed? Blog post on www.bugsfeed.com.

Thomas, E. 2017a. Maggot Masters. The Food Chain Podcast. BBC World Service. September 20, 2017.

Thomas, E. 2017b. A Fly Future? The Food Chain Podcast. BBC World Service. September 27, 2017

Yhoung-Aree, J., P. Puwastien and G.A. Attig. 1997. Edible insects in Thailand: an unconventional protein source? Ecology of Food and Nutrition 36:133-149.

Otrols recursos

Documental sobre insectos

¡Este parece ser un documental fabuloso! Desafortunadamente no estaba disponible para verlo en América del Norte cuando trabajaba en este artículo. En una crítica del documental, Barbara King escribió: 

“El chef Ben Reade y el investigador sobre temas relacionados con alimentos Josh Evans Nordic Food Lab en Copenhague viajaron por el mundo, desde Uganda a Italia y de Japón a Australia probando insectos locales. Se entusiasmaron (hasta la euforia) con la variedad de deliciosas opciones de proteínas que encontraron, desde las termitas reina asadas hasta la miel de abejas sin aguijón.

“Pero también se opusieron con firmeza a cualquier noción simplista de que “los insectos pueden salvar al mundo”. Se hastiaron especialmente con los esquemas para convertir a los productos a base de insectos en marcas de alimentos que en su mayoría contribuirán a los bolsillos de las grandes corporaciones. Para Reade y Evans la clave para la alimentación ambientalmente saludable no es la producción en masa de insectos, sino que es la diversidad en la forma de criar y consumir alimentos localmente sostenibles”.

Más sobre la MSN como alimento para animales

Esto es un enlace hacia un video corto sobre otra empresa que cría larvas de mosca soldado negra, con escenas de las moscas, las larvas y el alimento resultante.