Publicado: 8/4/2016

Califique este recurso web

1 Clasificaciones

EDN 131 figure 6

Figura 1. Productores y personal del programa en Mozambique impresionados por la increíble habilidad de sobrevivir a la sequía de los caupís de 60 días de alta proteína que ellos habían sembrado por primera vez. Todos los cultivos en el fondo sufrieron de achaparramiento debido a la sequía del año pasado.
Fuente: Informe de Roland Bunch.

Recientemente recibimos un informe de Roland Bunch referente a sus esfuerzos para promover abonos verdes y cultivos de cobertura en África.

El punto principal del Sr. Bunch es que la fertilidad del suelo ha declinado constantemente debido principalmente a la reducción y la eliminación del período de barbecho necesario para mantener saludable y productiva la tierra. Bunch informa:

En 2009-10, durante un estudio en 6 países que realicé en África para World Renew, me di cuenta que debido a que el 80% de los pequeños productores en África subsahariana ahora posee menos de 2 hectáreas de tierra (apenas 5 acres), ya no pueden tener cada año ¾ de su tierra sin trabajar (i.e., en barbecho) y además alimentar a sus familias con lo que queda. El barbecho es la manera por medio de la cual los productores africanos han mantenido fértiles sus suelos por alrededor de 3,000 años. Pero en la medida en que sus parcelas han disminuido de tamaño (principalmente debido al crecimiento de la población, pero además debido a que gran cantidad de tierra se ha convertido en tierra yerma), ellos han reducido gradualmente sus períodos de barbecho consuetudinario de 15 a 10 años, 8 años, 4 años hasta nada. En la mayor parte de África subsahariana el barbecho ahora es parte del pasado, se encuentra en agonía”.

Él también asegura que “en la medida en que el barbecho desaparece, el contenido de materia orgánica de los suelos de los productores comienza a disminuir, el rendimiento de los cultivos disminuye y la gente padece de hambre. Mi estudio encontró que ¡los rendimientos de alimentos básicos estaban decreciendo en aproximadamente el 5 al 10% por año!”

Los más afectados son alrededor de 15 países de tierras bajas, propensos a la sequía en África.

Debido a que los fertilizantes no son eficientes en términos de costos en suelos pobres, Bunch sostiene que “el abono verde/cultivos de cobertura son las únicas rutas factibles y sostenibles que los productores pueden tomar”. Y añade “Un productor que usa av/cc puede producir más de 100 toneladas de biomasa (peso verde) en dos hectáreas de tierra. A manera de comparación, nunca he escuchado de un pequeño productor que haya hecho y aplicado más de 10 toneladas de compost en un año. Esta cantidad de biomasa es más que suficiente no solamente para mantener la fertilidad de los suelos sino también para restaurar gradualmente los suelos, aún en tierras yermas, a su fertilidad naturalmente alta”.

Al darse cuenta que cada lugar y sistema de producción requeriría diferentes leguminosas de abono verde/cultivo de cobertura (av/cc), Bunch estableció una meta para “identificar o desarrollar en cada uno de diez países, al menos un sistema ampliamente aplicable y exitoso de abono verde/cultivo de cobertura y promoverlo hasta el punto de que se disemine espontáneamente de un productor a otro”.

Luego de cinco años Bunch informa que “en cinco países ya hemos desarrollado muy buenos sistemas de av/cc y en otros dos hemos identificado excelentes sistemas ya existentes.”

En resumen, los sistemas que están siendo promovidos son:

  • Malí – Gliricidia sepium para sombra ligera, mejora del suelo y forraje
  • Camerún – Tephrosia vogelii para un período de barbecho de un año (sistema existente)
  • Kenia – Gliricidia sepium en frente de terrazas
  • Ruanda – Mucuna pruriens (frijol terciopelo) como cultivo de cobertura para bananos y Lablab purpureus intercalado con maíz
  • Tanzania – Lablab purpureus intercalado con maíz y experimentos en desarrollo con cuatro o cinco otros av/cc con maíz (sistema existente)
  • Zambia – Cajanus cajan (gandul) retoñado e intercalado con maíz
  • Mozambique – Cajanus cajan (gandul) y Vigna unguiculata (Caupí) intercalado con maíz.

Bunch señala que ya están observando hambruna, escasez de alimentos y retraso en el crecimiento de los niños en muchos de los países de tierras bajas y afectados por sequía. La situación es desesperada para muchas personas pero existe la esperanza de que al incluir los abonos verdes y los cultivos de cobertura en los sistemas de cultivos se pueda restaurar la salud y la productividad de los suelos.

EDN 131 figure 7

Figura 2. Miembros del grupo de ahorro camina por su parcela de árboles de gliricidia de 4 años en el centro de Mali. Los surcos debajo de los árboles  es donde se han sembrado cultivos cada año.
Fuente: Informe de Roland Bunch.

EDN 131 figure 8

Figura 3. Plantas de alverja retoñada intercalada con maíz en Mozambique. Las plantas de maíz achaparradas entre las alverjas son testimonio de los efectos de la sequía en la mayoría de los otros cultivos. (Este campo ha recibido sólo dos lluvias desde la semana en que se sembró.)
Fuente: Informe de Roland Bunch.

Para leer este informe completo, vaya a http://foodfirst.org/wp-content/uploads/2016/02/AfricaReportFinal2.pdf.

En 2012, Roland Bunch publicó una guía extremadamente útil para ayudar a los productores y extensionistas a elegir el leguminosa más prometedora a fin de evaluarla para sus sistemas. El libro “Restoring the Soil: A Guide for Using Green Manure/Cover Crops to Improve the Food Security of Smallholder Farmers” está disponible en forma gratuita para descargarse del sitio web de la FAP: http://www.fao.org/ag/ca/CA-Publications/Restoring_the_Soil.pdf.