Escritor: Robyn Alders
Publicado: 20/1/2013


Pollos de patio: introducción a un miembro subvalorado del hogar

Los pollos de patio pueden encontrarse en todos los países en desarrollo y desempe­ñan un papel vital en muchos hogares rura­les pobres. Proporcionan la escasa pro­teína animal en forma de carne y huevos y pueden venderse o cambiarse para llenar necesidades esenciales de la familia como medicinas, ropa y aranceles escolares. Los pollos de patio ayudan en forma activa al control de plagas, aportan estiércol, se requieren para festivales especiales y son esenciales para muchas ceremonias tradi­cionales. El rendimiento de los pollos de patio es menor que el de los pollos de cri­anza intensiva, pero se obtiene con insumos mínimos en términos de vivienda, control de enfermedades, manejo y alimentación suplementaria. Por lo general sus dueños y quienes las manejan son mujeres y niños y a menudo son elementos esenciales de los hogares encabezados por mujeres.

En muchos países, la buena voluntad social se crea al ofrecer a los huéspedes una comida que contiene carne; casi siem­pre es de ave. A los huéspedes honrados se les da a veces un ave viva para que se la lleven a casa como símbolo de respeto. Las aves de corral y productos avícolas pueden venderse para obtener elementos que permitan a las familias participar ple­namente en actividades comunitarias. Las aves de patio tienen muchas ventajas en los sistemas agrícolas mixtos puesto que son pequeñas, se reproducen con facilidad, no necesitan una gran inversión y pueden buscar alimentos en los desechos. Ellas prosperan en los desechos de la cocina, con los granos quebrados, las lombrices, los caracoles, los insectos y la vegetación.

Investigación & desarrollo para solucionar problemas en colaboración con los productores agrícolas

La enfermedad de Newcastle (EN) es con­siderada la enfermedad más importante de las aves de corral en todo el mundo y es una de las mayores limitaciones para la producción de pollos de patio. La enfer­medad de Newcastle pertenece a la misma familia de virus que provoca el sarampión en los humanos y el moquillo en los perros. Existen muchas cepas de EN qué pueden provocar una gama de síntomas clínicos desde muerte súbita (cepas muy virulentas) a diarrea verduzca (cepas con una prefer­encia por el tracto gastrointestinal), tos (las que tienen una preferencia por el tracto respiratorio) y cuello torcido (neurotrópica). Muchos de los síntomas clínicos de la EN son indistinguibles de los de la influenza aviar. Esto ha retrasado la detección de brotes de influenza aviar altamente pato­génica ya que los productores en países donde la EN no es controlada están acos­tumbrados a ver una alta mortalidad en sus pollos.

En los países donde la EN es generalizada, los brotes de esta enfermedad suelen resul­tar en la muerte del 50 al 100% de las aves. En los países donde la EN no es endémica, podrían ocurrir brotes con menos frecuen­cia, pero las pérdidas potenciales debido a la enfermedad hacen obligatoria la vacu­nación.

La investigación colaborativa financiada por el Centro Australiano para la Investig­ación Agrícola Internacional (ACIAR) sobre el control de la enfermedad de Newcastle en pollos de patio en Asia y África ha resul­tado en un modelo eficiente en términos de costo para el control de dicha enfermedad en pollos de patio. A pesar de la necesidad de controlarla en los pollos de patio, esto ha sido difícil de lograrlo. La experiencia ha mostrado que un programa sostenible de control de EN está integrado de cinco elementos esenciales:

  • Una vacuna apropiada, tecnología de va­cunas y mecanismos de distribución de la vacuna
  • Materiales de extensión efectivos y méto­dos dirigidos tanto al personal veterinario y de extensión como a los vacunadores comunitarios y productores agrícolas
  • Formas sencillas de monitorear y eval­uar los aspectos técnicos, sociales y económicos del programa
  • Sostenibilidad económica basada en la comercialización de la vacuna y los ser­vicios de vacunación y el mercadeo de los pollos y huevos excedentes
  • Apoyo y coordinación de las agencias de gobierno pertinentes para la promoción de programas de vacunación.

Todos estos temas son cubiertos en una serie de manuales publicados por el centro ACIAR que están disponibles para su des­carga gratuita. La serie incluye un manual de campo, manual de capacitación (enlace abajo), manual de laboratorio y un manual de extensión. Los ejemplos de los temas prácticos asociados con la implementación de programas exitosos de control de la EN que pueden encontrarse en estos manu­ales incluyen: consejos para administrar la vacuna a nivel de hogar y comunitario; det­alles básicos sobre cómo llevar registros; y la preparación para otras limitaciones en la producción que se harán más eviden­tes una vez que se reduzca la mortalidad debido a la EN.

La implementación de programas efectivos de control de la enfermedad de Newcastle financiados por la Agencia Australiana para el Desarrollo Internacional (AusAID) en países como Mozambique, Malawi, Tanza­nia y Zambia ha resultado en el aumento en los números de pollos, el aumento del poder de compra de los hogares, el aumento en el consumo de productos aví­colas en el hogar y un mayor poder de toma de decisiones para las mujeres. En el sur de Mozambique, las mujeres han podido vender pollos excedentes para comprar cabras y eventualmente ganado vacuno, de esta manera dándoles acceso a recursos que anteriormente se les nega­ban, pues los rumiantes tradicionalmente han sido criados por los hombres. Donde las familias asignan los pollos a niños, los niños podrían vender sus pollos para com­prar materiales escolares.

Viendo hacia adelante

Village chickens can contribute enormously to food security in poor rural households. Photos (this and on facing page) by Alyssa Nicol, used with permission.

 

Los pollos de patio pueden contribuir enormemente a la seguridad alimentaria en los hogares rurales pobres. Fotos (ésta y en la página de enfrente) por Alyssa Nicol, utilizadas con autorización.

 

La Kyeema Foundation está trabajando con el Centro Panafricano de Vacunas Veterinarias de la Unión Africana (AU-PANVAC) para desarrollar un proyecto de varios años a fin de extender este exitoso modelo de control de la enfermedad de Newcastle a otros estados miembros de la Unión Africana (UA) con apoyo de Aus­AID. Este proyecto incluirá apoyo dirigido a la capacitación de instructores maestros de campo y en laboratorio para el control de la EN acreditados por la UA que podrán apoyar el mejoramiento de las actividades de control de la EN a través del continente. Los países interesados en participar en el proyecto deben animar a los represent­antes de los servicios veterinarios nacio­nales a que contacten al Director de AU-PANVAC.

El Centro Australiano para la Seguridad Alimentaria Internacional (Australian Inter­national Food Security Centre-AIFSC) también financia el diseño de un nuevo proyecto de investigación que fortalecerá la seguridad alimentaria a través de la inte­gración de aves de corral y cultivos en el Este y Sur de África. El equipo de diseño reúne a expertos internacionales en antro­pología, ecol-ogía, economía, cadenas de valor agrícola, ciencias veterinarias, epide­miología humana y veterinaria, comunica­ciones y nutrición humana en la Kyeema Foundation, la Universidad Nacional de Australia, el Real Colegio de Veterinaria en Londres, la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo y la Escuela de Salud Pública en la Universidad de Sídney. El equipo internacional está trabajando con colegas en la Comunidad de África Oriental y la Comunidad para el Desarrollo del Sur de África y en Tanzania y Zambia.

Si desea mayor información

Australia Centre for International Agricultural Research: aciar.gov.au/publication/mn086

Australian International Food Security Centre: http://aciar.gov.au/aifsc/

International Rural Poultry Centre, Kyeema Foundation: www.kyeemafoundation.org

Faculty of Veterinary Science, University of Sydney: sydney.edu.au/research/opportunities/opportunities/1618

Reconocimientos 

El apoyo brindado a la investigación y desarrollo sobre aves de patio por parte de ACIAR, AusAID y AIFSC se agradece profundamente. También se agradece a nuestros colegas en la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Ali­mentación (FAO), el International Livestock Research Institute (ILRI), la Unión Europea (EU) y la Wildlife Conservation Society (WCS). Además, se extiende un sincero agradecimiento a los veterinarios, especial­istas de extensión, investigadores, comer­ciantes y agricultores en muchas partes del mundo que han aportado gratuitamente su tiempo y experiencia a través de los años.


Colecciones