Publicado: 20/1/2004


El descascarador maliano de maní/cacahuate es una máquina simple que requiere de menos de US$ 10 en materiales. Fue desarrollada por un ingeniero de Carolina del Norte (en los Estados Unidos), quien visitó a un voluntario de los Cuerpos de Paz en el sur de Malí. En ese momento, estaba aumentando el cultivo del maní con el fin de incrementar la proteína en la dieta de los niños, mejorar la fertilidad del suelo y crear un cultivo comercial. El maní tradicionalmente era secado al sol, lo cual lo hacía más difícil de descascarar que cuando se secaba por medio del tostado. El ingeniero, con la ayuda de otras personas, inventó el Descascarador de Malí.

Figure 1: A picture of the Malian peanut sheller. More photos are available on the web (see web address elsewhere in this article). Photo used with permission.
Figura 1: Una fotografía del descascarador de maní de Malí. En la red se encuentran disponibles más fotografías (ver la dirección en la red en otro sitio de este artículo). La fotografía fue utilizada con permiso del auto.

El descascarador es operado manualmente y puede descascarar 50 kilogramos de maní, crudo y secado al sol, por hora. Está fabricado con concreto (fundido en dos moldes simples de fibra de vidrio), algunas partes de metal primitivas, una llave de tuerca y cualquier pedazo de roca o de madera que pueda servir como martillo. El descascarador acepta una amplia variedad de tamaños de maní sin tener que hacer ajustes. De ser necesario, el ajuste se efectúa fácilmente en segundos. En Malí se estima que una máquina suple las necesidades de un pueblo de 2000 personas. Las máquinas descascaradoras tradicionales presionan el maní a través de ranuras para liberar las pepitas de la cáscara. Esto funciona bien con maní tostado dentro de la cáscara, pero trabaja muy deficientemente si el maní es secado al sol. El Descascarador de Malí, sin embargo, hace rodar el maní en un espacio cada vez más estrecho entre dos superficies de concreto a una velocidad cada vez mayor. La máquina se carga con cerca de un litro de maní. Luego se le da vueltas a la manigueta rápidamente por cerca de 20 segundos. Las pepitas y los fragmentos de cáscara caen en una canasta de poca profundidad y son cribados.

La duración de vida de la máquina es de cerca de 25 años. Su diseño es de dominio público y la experiencia local probablemente mejorará el diseño con el paso del tiempo. Los Coastal Carolina Returned Peace Corps Volunteers ofrecen asistencia técnica a grupos sin fines de lucro que planeen usar este diseño en sus programas (ver la información para contactos al final de este artículo).

Si la tecnología de fibra de vidrio para elaborar los moldes no está disponible en su área, el Coastal Carolina Returned Peace Corps Volunteers proveerá los moldes al costo. Si los moldes de fibra de vidrio pueden elaborarse en su área y usted desea obviar el complejo proceso de elaborar ‘tacos’ (los tacos son las formas sobre las que se aplica la fibra de vidrio), ellos le prestarán tacos a cambio de un depósito en efectivo. Ellos suministrarán (también al costo) juegos de muestra de piezas insertadas de metal que pueden copiarse fácilmente en talleres de fundición locales. A cambio de este apoyo, ellos solamente solicitan que los mantenga informados acerca de los avances en sus proyectos y enviarles algunas fotografías de las descascaradoras en acción.

Dibujos y más detalles de la descascaradora están disponibles en el sitio en la red del grupo en www.peanutsheller.org. Si usted no tiene acceso a la red, escríbanos y le enviaremos copias de los diagramas. Cualquier pregunta de carácter técnico en inglés, francés o español puede ser contestada rápidamente contactando a: Jock Brandis; 1317 Princess Street; Wilmington, NC 28401; USA; correo electrónico: info@peanutsheller.org.