Escritor: Dawn Berkelaar
Publicado: 1/10/2002


En Africa oriental y del sur, las larvas de los insectos barrenadores del tallo y la striga (Striga hermonthica, una maleza parásita) causan enormes pérdidas en los campos de maíz.  Juntos, las dos plagas  pueden destruir todo un cultivo.  El Centro Internacional de Fisiología de Insectos (Internacional Centre of Insect Physiology-ICIPE), con el Ministerio de Agricultura de Kenia y el Instituto de Investigación Agrícola de Kenia (KARA por sus siglas en inglés) junto con IACR-Rothamsted del Reino Unido han desarrollado un sistema de manejo de habitat para controlar barrenadores de tallo y striga.  El sistema es llamado una estrategia de “empujar-alejar”.  Se siembran cultivos trampa que son atractivos para barrenadores, tales como pasto Napier (Pennisetum purpureum) y pasto Sudán (Sorghum vulgare sudanese) alrededor de un campo de maíz para “alejar” a los barrenadores del tallo del maíz.  El pasto Napier produce una sustancia pegajosa que atrae las larvas de los barrenadores, luego las atrapa y las mata.  Mientras tanto, se usan como un cultivo intermedio plantas que repelen al barrenador ,como las especies desmodium (tales como forraje “silverleaf”, Desmodium uncinatum) y pasto melaza (Melinis minutiflora), para “empujar” a los barrenadores de modo que se alejen del maíz.  El pasto melaza también atrae a una avispa parásita que es un enemigo natural de los barrenadores.

Del uso de estas plantas resultan varios otros beneficios.  Por un lado, cada una de ellas puede ser usada para forraje.  Por otro lado, la especie Desmodium fija nitrógeno y puede mejorar el suelo.  Desmodium también elimina Striga harmonthica, una planta parásita a menudo referida como  “maleza bruja”.  Cuando el maíz fue intercalado con Desmodium, striga fue eliminada 40 veces más en comparación con un monocultivo de maíz.

Este sistema de manejo de habitat “empujar-alejar” ha sido probado en más de 2000 fincas en Kenia y en seis distritos.  Los productores están entusiasmados; los productores en dos distritos distintos han reportado aumentos del rendimiento del maíz del 18-20% y 20-25%.  ¡Algunos productores también están generando ingresos extras al sembrar semilla de desmodium para satisfacer la gran demanda!

En el distrito Suba de Kenia, el uso de plantas “empujar-alejar” para forraje también ha resultado en una mayor producción de leche.  El número de ganado de leche mejorado en el distrito aumentó de sólo unas cuantas cabezas en 1997 a 220 en 2000.

El análisis económico de las pruebas en la finca mostró que sembrar maíz, pasto Napier y demosdium juntos produjo un retorno de US$2.30 por cada US$1.00 invertidos.   Cuando se sembró maíz como monocultivo, el retorno era de sólo US$1.40.  El sistema “empujar-alejar” no requiere insumos excesivos como plaguicidas o fertilizantes.  Tampoco se necesitan semillas especiales; las semillas híbridas convencionales utilizadas por muchos productores funcionan bien en el sistema.

Si usted desea tratar esta técnica de manejo de habitat “empujar-alejar”, debe estar consciente de que el pasto Napier puede convertirse en un pasto invasor, especialmente en áreas de gran precipitación.

Para más información, contacte al (Internacional Centre of Insect Physiology-ICIPE), P.O. Box 30772. Nairobi, Kenia.  Correo electrónico: icipe@icipe.org.  Sitio web: http://www.icipe.org.

Nosotros leímos sobre este sistema de manejo en las siguientes publicaciones: LEISA 17(4): 17-18; Appropriate Technology 28(3): 5-7; New Scientist 24: 25; Footsteps Sept. 2001.


Colecciones