Escritor: Dawn Berkelaar
Publicado: 20/7/2013


El Sistema de Intensificación de Cultivos (SCI por sus siglas en inglés) es el término que se utiliza para describir los principios de SRI cuando se aplican a otros cultivos. En la India, el término Sistema de Inten­sificación Radicular (otro SRI) se utiliza algunas veces. Estos principios son:

Sistema de Intensificación del Arroz (SRI) – Resumen

En resumen, el SRI incluye varias prácticas de cultivo principales que surgen de principios amplios (más información disponible en EDN 70):

Las plántulas se transplantan temprano y con cuidado. Con el arroz, las plántulas se transplantan cuando solamente han surgido las dos primeras hojas de retoño o tallo inicial, usualmente cuando tienen entre 8 y 15 días de edad. El transplante cuidadoso de las plántulas cuando son muy jóvenes reduce el shock y aumenta la habilidad de las plantas para producir numerosos retoños y raíces durante su etapa de crecimiento vegetativo. Los granos de arroz eventualmente son producidos en las panículas (o sea las “mazorcas” de grano sobre el tallo, producidas por retoños fértiles). Más retoños resultan en más panículas, y con los métodos SRI, se producen más granos en cada panícula.

1. Las plántulas se transplantan temprano y con cuidado. Con el arroz, las plántulas se transplantan cuando solamente han surgido las dos primeras hojas de retoño o tallo inicial, usualmente cuando tienen entre 8 y 15 días de edad. El transplante cuidadoso de las plántulas cuando son muy jóvenes reduce el shock y aumenta la habilidad de las plantas para producir numerosos retoños y raíces durante su etapa de crecimiento vegetativo. Los granos de arroz eventualmente son producidos en las panículas (o sea las “mazorcas” de grano sobre el tallo, producidas por retoños fértiles). Más retoños resultan en más panículas, y con los métodos SRI, se producen más granos en cada panícula.

2. Las plántulas se transplantan solas en lugar de en matas de dos o tres o más. Esto significa que las plantas individuales tienen espacio para extenderse y enviar las raíces hacia abajo. No compiten tanto con otras plantas de arroz por espacio, luz o nutrientes en el suelo. Los sistemas radiculares se vuelven completamente diferentes cuando las plantas se establecen solas y cuando se sigue la siguiente práctica:

3. Amplio espaciamiento. En vez de sembrarse en filas compactas, se siembran en un patrón cuadrado con mucho espacio entre ellas en todas las direcciones. El espaciamiento suele ser de al menos 25 x 25 cm de distancia. El espaciamiento óptimo (que produce el mayor número de retoños fértiles por metro cuadrado) depende de la estructura del suelo, los nutrientes, la temperatura, la humedad y otras condiciones del suelo. El principio general es que las plantas deben tener bastante espacio para crecer. Si usted también utiliza las otras prácticas aquí mencionadas, muy raramente el mejor espaciamiento será de 20 x 20 cm. Los rendimientos máximos de arroz se han obtenido en buen suelo con un espaciamiento de 50 x 50 cm, sólo cuatro plantas por metro cuadrado.

Debido al espaciamiento más ancho y el trasplante individual, el SRI utiliza una tasa de semillas mucho menor a la que utilizan los métodos tradicionales, ahorrando hasta 100 kg de semilla por hectárea. Sin embargo, los rendimientos en general aumentan bastante debido a que la planta produce mucho más grano.

4. Condiciones de suelo húmedo, pero no inundado. El arroz tradicionalmente se ha cultivado sumergido en agua. Es claro que el arroz puede tolerar el agua estancada. Sin embargo, el agua estancada crea condiciones de suelo hipóxicas (carencia de oxígeno) para las raíces, ¡lo que está lejos de ser ideal! Se ha demostrado que las raíces del arroz se degeneran en condi­ciones de inundación, habiendo perdido ¾ de sus raíces para el momento en que las plantas alcanzan la etapa de floración. Esta muerte de las raíces bajo condiciones de inundación ha sido llamada “senescencia,” que implica que es un proceso natural. Pero de hecho representa ahogamiento, lo que impide el funcionamiento y crecimiento de la planta.

Con SRI, los agricultores utilizan menos de la mitad del agua que utilizarían si mantuvieran sus parcelas inundadas constantemente. El suelo se mantiene húmedo pero no saturado durante el período de crecimiento vegetativo, asegurando que haya más oxígeno disponible en el suelo para las raíces. Ocasionalmente (quizás una vez por semana) debe permitirse que el suelo se seque (p. ej. hasta el punto de agrietarse, si suelo es arcilloso y propenso a agrietarse). Esto permitirá que el oxígeno entre al suelo y también inducirá a las raíces a crecer y a “buscar” el agua. Después de todo, cuando el suelto está inundado, las raíces no necesitan crecer y expandirse para buscar agua, y les hará falta suficiente oxígeno para crecer vigorosamente. EDN 70 incluye una explicación más completa del manejo del agua con SRI, incluyendo sus beneficios para las plantas.

5. Desmalezado. Esto puede hacerse a mano o con una herramienta mecánica sencilla. Los agricultores en Madagascar encuentran ventajoso, tanto en términos de  reducir la mano de obra como de aumentar el rendimiento, utilizar un desmalezador manual mecánico desarrollado por el Instituto Internacional de Investigación sobre Arroz en la década de 1960. Tiene ruedas dentadas giratorias que remueven el suelo a medida que el desmalezador se empuja hacia abajo y a través de los callejones formados por la configuración cuadrada de plantación. Existen también muchos otros diseños de desmalezadores. Un manual publicado por la Red de Servicios y Actividades de Apoyo a Cuencas Hidrográficas (Watershed Support Services and Activities Network -WASSAN), disponible en el sitio web sobre SRI de CIIFAD en Cornell, describe qué buscar en un buen desmalezador, y comparte información sobre una serie de diseños innovadores de desmalezadores: http://sri.ciifad.cornell.edu/countries/india/extmats/SRIWeederManual06.pdf

El desmalezado es intensivo en mano de obra—podría tomar hasta 25 días de trabajo desmalezar una hectárea- pero el aumento en rendimiento significa que el trabajo se paga por sí mismo. El primer desmalezado debe hacerse de diez a doce días después del trasplante, y el segundo dentro de las siguientes dos semanas. Se recomiendan al menos dos a tres desmalezados, pero uno o dos más pueden hacer aumentar el rendimiento, agregado de una a dos toneladas por hectárea. Probablemente más importante que eliminar la maleza, esta práctica de remover el suelo parece mejorar la estructura del suelo y aumentar su aireación.

6.Insumos orgánicos. La material orgánica enriquece el suelo con nutrientes esenciales para la planta y crea un ambiente aireado que facilitador para la vida microbiana y el crecimiento radicular. Puede elaborarse compost de cualquier biomasa (p. ej. paja de arroz, restos de podas de planta y otro material vegetativo), con algo de estiércol animal si hay disponible. Puede seleccionarse la fuente de biomasa vegetal para optimizar los niveles de ciertos nutrientes en el compost. Las hojas de banano, por ejemplo, tienen un alto contenido de potasio. Las plantas leguminosas agregan nitrógeno, y otras plantas como Lantana camara, Afromomum angustifolium y Tithonia son buenas fuentes de fósforo. El compost agrega lentamente nutrientes al suelo y también puede contribuir a una mejor estructura del suelo. Parece bastante razonable que es necesario agregar alguna forma de insumos como nutrientes en los suelos pobres si no se agrega fertilizante químico. ¡Con enormes rendimientos de arroz cosechándose, algo debe retornarse al suelo! La aplicación focalizada de compost (por ejemplo en los agujeros de siembra) hará que se aproveche al máximo un suministro de nutrientes valioso pero limitado.

Juntas, estas prácticas de manejo de cultivos pueden resultar en plantas que son más fuertes, más grandes y más resistentes, y en suelo en el que pululan diversos microorganismos.

El Sistema de Intensificación de Cultivos

El Sistema de Intensificación de Cultivos (SCI por sus siglas en inglés) es el término que se utiliza para describir los principios de SRI cuando se aplican a otros cultivos. En la India, el término Sistema de Intensificación Radicular (otro SRI) se utiliza algunas veces. Estos principios son:

  1. Establecimiento temprano de plantas saludables, teniendo cuidado de proteger el potencial de crecimiento radicular de las plántulas.
  2. Espacio suficiente entre los cultivos, influido por las densidades de siembra, para permitir la captura óptima de nutrientes del suelo y luz del sol.
  3. Enriquecimiento del suelo con material orgánica, que libera lentamente los nutrientes a las plantes cultivadas y aporta condiciones de aireación que conducen al crecimiento radicular y a la vida microbiana en el suelo.
  4. Manejo controlado del agua para evitar condiciones anaeróbicas en el suelo, un principio especialmente pertinentes para la producción de cultivos con riego.

Estos principios son la base para las prácticas SRI arriba mencionadas, que pueden adaptarse para otros cultivos, condiciones locales y recursos disponibles.

¿Por qué funcionan estos principios y prácticas de manejo de cultivos? Parece que establecer las condiciones ambientales adecuados ayuda a las plantas a alcanzar su potencial genético. El genotipo de un organismo es la verdadera información genética de esa especie particular y variedad de planta. Con el fitomejoramiento, se hacen cambios al genotipo, de modo que las plantas resultantes tengan características deseables (como aumento en rendimiento). El fitomejoramiento es importante, pero es un proceso lento y a menudo caro. Y si las plantas se cultivan bajo condiciones subóptimas, no alcanzarán su pleno crecimiento y potencial de rendimiento.

Muchos agricultores y científicos se han sorprendido por la medida en que una combinación de mejores prácticas de manejo puede alterar el crecimiento y desarrollo de una planta, independientemente de la variedad que se utiliza. ¡Esta es una idea sumamente importante y alentadora, que parece ser cierta para muchos cultivos además del arroz!

La Tabla 1 en este artículo brinda ejemplos de cultivos que actualmente se siembran utilizando SCI, condensando información de una informe elaborado por Norman Uphoff llamado “Aumentando los rendimientos de cultivos alimentarios del pequeño productor con prácticas agroecológicas climáticamente inteligentes” (Raising Smallholder Food Crop Yields with Climate-Smart Agroecological Practices). (El informe está disponible en línea en http://sri.ciifad. cornell.edu/aboutsri/othercrops/Other_Crops_Brochure_Uphoff101012.pdf)

Las comparaciones incluidas en la tabla no son de un solo experimento científico controlado cuidadosamente. A pesar de eso, los casos significativos y múltiples de aumentos en el rendimiento ilustran el poderoso efecto que las prácticas de manejo pueden tener sobre los niveles de producción. La columna en el extremo derecho de la tabla incluye enlaces a manuales (o, en algunos casos, presentaciones) con información más detallada, donde esté disponible. Puede encontrarse un folleto más general desarrollado por una ONG en Etiopía, Institute for Sustainable Development (ISD), aquí: http://www.isd.  org.et/Publications/Planting%20with%20space%20brochure.pdf

Conclusión

El método SRI sorprendió a agricultores y a científicos. Parecía poco lógico que unos pocos insumos (de semilla, agua, etc.) pudiera resultar en rendimientos muchísimo mayores. Ahora quizás nos sorprendemos de que el fenómeno vaya más allá del arroz. Un manejo cuidadoso, controlado, puede tener un impacto dramático sobre el desarrollo y crecimiento de muchos cultivos, resultando a la larga en rendimientos mucho mayores. Estas son buenas noticias para todos, pero quizás especialmente para los pobres.

Summary of Crops that have been Grown using System of Crop Intensification Principles
Summary of Crops that have been Grown using System of Crop Intensification Principles