Califique este recurso web


Edn issue 141  0

Árbol de Karité: El árbol de mantequilla 

¿Por cuánto tiempo deben cocerse las hojas de chaya?

Hortalizas de hojas verdes: Polvo de hojas para mejorar la nutrición

Del banco de semillas de ECHO:  Joyas de Opar, Una planta ornamental comestible

SPRING - Paquete de capacitación sobre agricultura sensible a la nutrición: dos perspectivas


Leer en línea


Árbol de Karité

Gene Fifer

La región árida situada directamente al sur del desierto del Sahara (el Sahel), que va desde Senegal hasta Etiopía posee muy limitados recursos de grasas y aceites. Los productos lácteos producidos por vacas y ovejas son escasos y los cultivos oleaginosos tradicionales son muy pocos. Esto presenta un problema para la salud humana debido a que las grasas y aceites contienen lípidos esenciales para la absorción de vitaminas y son una fuente de energía alta en calorías.

El árbol de karité (Vitellaria paradoxa) es una fuente tradicional de grasa vegetal ampliamente diseminada en el Sahel para los pueblos bambara, dyula, fulani, hausa, y wolof. Algunos de sus nombres comunes sugieren su importancia en la dieta: árbol de mantequilla bambouk, árbol de mantequilla galam, y arbre à beurre. Otros nombres comunes en muchos diferentes idiomas incluyen karité, cárei, carité, lulu, sirreh, se, berekunan, tamba, taanga, y kareje. La pulpa y mantequilla afrutados de los árboles de karité son una fuente importante de alimento durante los ‘meses de hambre’ a inicios de la temporada de lluvias antes de que se cosechen los cultivos anuales. Sin embargo, aún cuando el árbol de karité se utiliza ampliamente a nivel tradicional, es subutilizado debido a las grandes cantidades de mano de obra, combustible y agua que se necesitan para procesarlo. El proceso para la elaboración de mantequilla, agotador e intensivo en recursos, puede agilizarse a través de métodos modernos y de baja tecnología que podrían expandir su uso como protección contra la inseguridad alimentaria.

Hortalizas de hojas verdes

Dawn Berkelaar

Las hortalizas de hojas verdes son una fuente importante de vitaminas y minerales. En áreas donde comer hojas no forma parte de la cultura, el polvo de hojas puede ser una adición importante en la dieta. Hemos escrito en el pasado acerca de la diferencia positiva que el polvo de hojas puede hacer en términos de nutrición. Aquí compartimos nuevamente la importancia que tienen las hortalizas de hojas verdes y el polvo de hojas, ya que muchos miembros de nuestra red quizás no hayan leído los primeros números de EDN.

Joyas de Opar

Gene Fifer

Muy raras veces una planta ornamental fácil de cultivar y atractiva también es una hortaliza de hojas verdes comestible, gustosa, adecuada para ensaladas, sándwiches, sopas y estofados. Las joyas de Opar (Talinum paniculatum), también llamada rama de sapo, orejilla o lechugilla, crece de manera similar a la verdolaga. Por tanto, puede regenerarse ella misma y crece con facilidad, necesita poca atención y sin problemas de plagas. Sus hojas verde claro y pequeñas hojas rosadas alegran los jardines y también son una buena adición a los jardines de contenedor.

¿Por cuánto tiempo deben cocerse las hojas de chaya?

Danielle Hepler, Abigail Hing, Sharon Kauffman, Tjia-Ern Lau, Mallory Ziegler, Richard Schaeffer, and Kathryn Witt, Departamentos de química y bioquímica y salud, nutrición y ciencia del ejercicio del Messiah College

La chaya (Cnidoscolus aconitifolius) o árbol de espinaca es un arbusto perenne nutritivo y de rápido crecimiento (TN 53). Es una de las muchas plantas alimenticias que contienen cianógenos, compuestos químicos que pueden producir el tóxico cianuro de hidrógeno (HCN) cuando se consume el alimento (Tabla 1). El cianuro de hidrógeno se produce cuando se dañan las células de las plantas porque una enzima localizada en una parte de la célula es entonces capaz de actuar como cianógeno, el cual se mantiene en una parte diferente de la célula. Los microorganismos que viven en los intestinos de los animales también contienen pequeñas cantidades de enzimas que liberan HCN de los cianógenos (Teles 2002).