Escritor: Dawn Berkelaar
Publicado: 14/4/2020


El SARS-CoV-2 es el virus que causa COVID-19 y que durante las últimas semanas y meses ha hecho presencia alrededor del mundo y seguramente su impacto se sentirá en todas las comunidades. Los países en donde la infección ya está bien establecida han tenido dificultades en controlarla. Una pandemia come esta es particularmente desafiante en lugares con altas densidades de población, falta de infraestructura, desnutrición e incidencia de otras infecciones que hacen que el sistema inmunitario de las personas sea más vulnerable. A continuación, presentamos algunas sugerencias de cómo su comunidad puede responder a la presencia de una enfermedad altamente contagiosa. 

Informarse 

Encuentre fuentes de información confiables. ¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad, como se propaga, cuáles son las mejores formas de reducir su propagación y que opciones de tratamiento efectivas existen? En medio de una epidemia o pandemia los mitos circulan rápidamente en torno a estas preguntas. Puede ser difícil descifrar entre la información verídica y la errónea que se propaga durante una pandemia particularmente cuando se sabe poco acerca de la enfermedad. Fije su atención en información confiable que puede ayudarle a proteger su salud mental mientras le permite tomar medidas responsables. La sección “Lecturas adicionales” de este artículo provee fuentes de información que pueden resultarle útiles.

Evitar la exposición 

La mejor manera de responder a la situación en que se está propagando una enfermedad contagiosa es evitar exponerse al contagio y ayudar a otras personas hacerlo. A continuación, se analizan las prácticas para evitar la exposición y la infección posterior.

Implementar precauciones básicas de salud 

Las precauciones comunes de salud pública para evitar la exposición a enfermedades infecciosas incluyen: 

  • lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón
  • evitar tocarse la cara
  • estornudar o toser en la curva del codo 
  • quedarse en casa cuando enfermo 
  • mantener una distancia precavida entre personas especialmente en áreas públicas 
  • dependiendo de la situación, las autoridades de salud pueden alentar el uso de máscaras de protección en público y al cuidar a personas enfermas 

Desinfectar Superficies 

EDN147 figure 1

Figura 1. Agentes de limpieza para una estación de desinfección doméstica. Fuente: Penny Rambacher.

A menudo, los agentes causantes de enfermedades (p. ej., ciertas bacterias, virus y hongos) sobreviven por un tiempo en el medio ambiente. El blanqueador doméstico, el alcohol isopropílico (que contiene al menos un 70% de alcohol) y el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) son útiles contra cualquier patógeno que vive en las superficies dentro del hogar (Figura 1). Penny Rambacher de Miracles in Action sugiere instalar una estación de desinfección de bajo costo en su hogar, cerca de la entrada. A continuación, los detalles que compartió para montar y usar la estación:

  • Llene un recipiente de tamaño adecuado con 30 ml (2 cucharadas) de cloro y 1 litro (1 qt) de agua. [Ed: según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (2019), 20 ml (4 cucharaditas) de cloro son suficientes para 1 L (1 qt) de agua].
  • Desinfecte su hogar sumergiendo un trapo en la solución, escurra y use para limpiar superficies (p. ej., pica puertas y manijas). Devuelva el trapo al contenedor después de cada uso.
  • Evite que la solución pierda su efectividad colocando una tapa sobre el recipiente. [Ed: el blanqueador se descompone con la luz solar así que manténgalo cubierto o en una habitación oscura (OMS, 2014).]
  • Reemplace la solución periódicamente para mantener su potencia. [Ed: se recomienda que las soluciones de cloro diluido se reemplacen diariamente (OMS, 2014).

Tenga en mente que para que la solución de blanqueador sea efectiva primero se deben de limpiar las superficies para eliminar la suciedad / materia orgánica. El contacto con la materia orgánica reduce rápidamente la efectividad del blanqueador. No se olvide de observar las siguientes precauciones de protección: use el blanqueador en un área ventilada. No injiera lejía ni permita que les entre a los ojos o caiga sobre su ropa. Use guantes ya que el blanqueador irrita la piel. Además, no mezcle blanqueador con otros productos químicos. 

¡Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón!

Esta es una de las cosas más importantes que puede hacer para prevenir la propagación de una enfermedad infecciosa. Las autoridades de salud pública recomiendan lavarse las manos por 20 segundo con agua y jabón. Donde el agua es escasa lavarse las manos es un reto. En esta edición Elliott Toevs presenta la tecnología tippy tap la cual es muy sencilla y puede ayudar.

A veces la falta de agua y jabón no es el único impedimento para lavarse las manos. Después de leer acerca del tippy tap el Dr. Tom Post comento: “Creo que el tippy tap parece ser muy útil para lugares como los entornos montañosos de Laos. [Pero] el desafío a largo plazo ha sido que las personas no tienen acceso al jabón … y ha sido difícil convencer a la gente que produzcan su propio jabón”.

Le pregunte al Dr. Post que haría si se encontrase sin acceso al jabón y con un virus que se propaga rápidamente en la comunidad. Respondió: 

Intentaría actividades de aprendizaje participativo lo cual hemos hecho en Laos … intentaría demostrar y discutir después. Sin embargo, aquí es donde [hemos] tenido que luchar. [Algunos miembros del personal] se oponen a modelar el lavado de manos con jabón y también el intentar de cambiar el estilo de comer de una olla comunal. Necesitaríamos buenos instructores. Hemos hecho muy buen trabajo de capacitación con nuestro personal de Laos utilizando la educación por medio de dialogo.

Comunicarse con su comunidad 

Comunique información sobre la enfermedad a todos los miembros de la comunidad especialmente a las personas marginadas y vulnerables. Las fotos y diagramas / videos sin texto son buenos medios de comunicarse con aquellos que no saben leer. Utilice las opciones de medios de comunicación adecuados para su área los cuales pueden incluir la radio y mensajes a través de aplicaciones de telefonía móvil. 

Considere la comunicación para dirigirse a las costumbres o tradiciones culturales que puedan necesitar cambios para frenar la propagación de una enfermedad. Mike Fennema quien trabaja con World Renew en Laos, alienta a las personas a pensar profundamente sobre aspectos útiles y perjudiciales de la cultura a este respecto y agrega que esto debe de llevarse a cabo “idealmente dentro de un grupo de personas de diferentes culturas para permitir mejor reflexión.” Relato algunos ejemplos: 

En Laos, la tradición de comer de un plato de sopa comuna es muy peligrosa. Se coloca un tazón grande en el centro de la meza [y] todos usan su propia cuchara para sacar una cucharada llena a la vez. Sospecho (no investigue) que esta es una manera perfecta de transmitir el virus a toda la familia … [puede ser difícil reconocer] estos puntos. Mi personal de Laos se ha destacado siguiendo los consejos de lavarse las manos frecuentemente, el uso de las máscaras, etc. Sin embargo, cuando les mencione este problema admitieron tímidamente que no habían pensado en cambiar este hábito (ya lo han hecho). 

Uno de los desafíos que enfrentamos es el uso de la toalla de mano comunitaria. Aún en la oficina, con el intento de mantener la higiene ya que muchas personas usan las toallas y se ensucian rápidamente … hemos experimentado con varias fuentes de agua (p. ej., filtrada, del grifo), así como tomando muestras de agua del inodoro y de la toalla comunal. La toalla comunal contenía mayor número de colonias bacterianas que el inodoro. Ahora las toallas se lavan con más frecuencia. Supongo que [en cada cultura] existen tradiciones que son útiles (p. ej., el darse la mano no es tan común en Laos) y algunas que son perjudiciales con respecto a la propagación de [enfermedades].

Fortalecer la inmunidad 

Evitar el exponerse es una forma de luchar contra este virus. Otra es hacer todo lo posible para fortalecer su sistema inmunológico. Idealmente las personas deberían seguir los pasos delineados a continuación antes de enfrentar el contacto con un virus como el que cause COVID-19. Sin embargo, estas sugerencias siguen siendo importantes. 

Comer plantas nutritivas 

Los vegetales de hoja verde son una excelente fuente de muchas vitaminas y minerales que fortalecen el sistema inmunológico. Algunas vitaminas y minerales especialmente importantes para el sistema inmunitario incluyen las vitaminas A, D y C; zinc; y selenio (para más información sobre el selenio referirse al EDN 126.

Los vegetales y las frutas contienen altas cantidades de antioxidantes que son moléculas que protegen al cuerpo contra los radicales libres (estos se producen cuando el cuerpo descompone alimentos o cuando está expuesto a toxinas). Muchas vitaminas son antioxidantes (incluidas las vitaminas A, C y E) al igual que el selenio y otras moléculas. 

World Renew ha colaborado con muchas organizaciones en África Oriental para introducir el amaranto de grano (EDN 91). Este grano parece tener un efecto único sobre el sistema inmune. Por ejemplo, las personas que viven con VIH (el virus que cause el SIDA) y que comen este grano han visto un aumento en sus recuentos de CD4, lo que indica la buena función de sus sistemas inmunológicos. El grano de amaranto contiene gran cantidad de proteínas especialmente el aminoácido lisina que no se encuentra en la mayoría de los granos. También contiene vitaminas y minerales importantes incluyendo el zinc. Para una mejor digestión y asimilación de nutrientes se recomienda triturarlo o romperlo antes de comérselo.

Gran parte de nuestra función inmune depende de la salud de los microorganismos en nuestros intestinos conocidos colectivamente como el microbioma intestinal (Belkaid y Hand, 2014). Para apoyar su microbioma intestinal coma alimentos que consumen y agregan bacterias beneficiosas. Las plantas que alimentan microbios beneficiosos contienen fibra no digerible e incluyen las verduras de hoja verde, cebollas (Allium cepa), ajo (Allium sativum) y los plátanos (Musa spp.). Los alimentos que agregan bacterias beneficiosas incluyen chucrut, kimchi, y productos lácteos con cultivos vivos entre otros. 

Cultivar plantas nutritivas

Los sistemas de distribución de alimento pueden verse afectados si un gran porcentaje de la población se enferma, o si el gobierno exige que las personas se queden en casa para reducir la propagación enfermedad.

La sección “De nuestro banco de semillas” de esta edición provee sugerencias para cultivos que crecen rápidamente y producen alimentos poco después de la siembra. Siembre también cultivos de largo plazo que proporcionan alimentos hasta mucho después de que las plantas de rápido crecimiento disminuyan. Las verduras perennes son especialmente beneficiosas ya que requieren poco mantenimiento y pueden producir verduras frescas por mucho tiempo. Incluso, si una planta perenne permanece inactiva durante una temporada el sistema de raíces ya establecido permite que el crecimiento rápido se reanude una vez que las condiciones sean favorables. Al igual que otras verduras de hoja verde estas proporcionan vitaminas y minerales que son importantes para fortalecer el sistema inmunológico de una persona. Para verduras de hoja verde perennes recomendamos moringa (Moringa oleífera), chaya (Cnidoscolus aconitifolius) y katuk (Sauropus androgynus). (TN 91)

Si usted produce la mayor parte de sus alimentos y se enferma es posible que no tenga la energía para cuidar sus cultivos. Los tubérculos producen abundancia de alimentos y calorías. Algunos de estos incluyen la yuca (Manihot esculenta), batata (Ipomoea batatas) y el ñame (Dioscorea spp.) (TN 81). 

La jardinería de casa es una excelente manera de aliviar la ansiedad mientras se produce una buena parte de sus alimentos o para compartirlos con los necesitados. ECHO provee información sobre varios tipos de jardines, como los jardines de ojo de cerradura (EDN 131),  los jardines del techo (TN 31), y los jardines de lechos absorbentes (TN 95, con más información en la sección “ECHO de nuestra red: de esta edición). En lugares de poco espacio las plantas se pueden cultivar en contenedores, sacos y llantas. Las iniciativas de jardinería son más impactantes cuando se apoyan con fuentes de semillas y enseñanza sobre nutrición e higiene (World Vegetable Center, 2016).

Plan para el futuro

Al igual que la mayoría de las emergencias una pandemia es inesperada. Pero, se pueden tomar medidas con anticipación para aumentar la resiliencia de la comunidad en tiempos de catástrofe. El EDN 122 contiene artículos sobre cómo prepararse y responder a una emergencia y, aunque el enfoque se dirige a catástrofes naturales parte de su contenido es aplicable a las pandemias. Por ejemplo, promueva el cultivo de tubérculos ya que estos pueden permanecer en el suelo por mucho tiempo y sirven de alimento en casos de emergencia. Siembre árboles como cocoteros (Cocos nucifera), que también son fuentes importantes de alimento. Conozca a las autoridades locales y dedíquese a desarrollar confianza y capacidad local en su comunidad. 

Resumen

Los brotes de enfermedades son sumamente difíciles de manejar. Sin embargo, podemos tomar medidas prácticas para disminuir su impacto. Aunque ciertamente no es exhaustivo, esperamos que este artículo inspire soluciones creativas y agrícolas a problemas asociados con pandemias como el COVID-19. 

Referencias 

Belkaid, Y. and T.W. Hand. 2014. Role of the microbiota in immunity and inflammation [Función del microbiota sobre la inmunidad e inflamación]. Cell 157(1):121-141. 

Berkelaar, D. and J. Alemu. 2006. Grain amaranth [Amaranto de grano]. ECHO Development Notes no. 91.

Berkelaar, D. 2014. Strategies to help prepare for and respond to disaster [Estrategias para ayudar a prepararse y responder en caso de emergencias]. ECHO Development Notes no. 122.

Berkelaar, E. 2015. Selenium and human health [Selenio y la salud]. ECHO Development Notes no. 126.

Centers for Disease Control and Prevention. 2019. Cleaning and disinfecting your home: Everyday steps and extra steps when someone is sick  [Limpieza y desinfección de su hogar: limpieza diaria y adicional para cuando alguien se enferma]. 

Delaney, S. 2016. Kitchen gardens in Burundi - “the new way to grow vegetables” [Huertos en Burundi - “la nueva forma de cultivar hortalizas”]. ECHO Development Notes no. 131.

Fennema, M. 2020. Comunicación personal.

Martin, F. and ECHO staff. 2015. Introduction to root crops [Introducción al cultivo de tubérculos]. ECHO Technical Note no. 81.

Mutava, R. 2018. Healthy and living positively, thanks to grain amaranth [Saludable y viviendo positivamente gracias al grano de amaranto]. World Renew blog post. 

Post, T. 2017. Dialogue education and farmers [Agricultores y la educación por medio de dialogo]. Presentation at ECHO International Agriculture Conference, November 16, 2017.

Post, T. 2020. Comunicación personal.

Price, M. 1996. Rooftop and urban gardening [Jardinería urbana y de azotea]. ECHO Technical Note no. 31.

Rambacher, P. 2020. Comunicación personal.

World Health Organization (WHO). 2014. Infection prevention and control of epidemic- and pandemic-prone acute respiratory diseases in health care [Prevención y control de infección y epidemias -atención médica a enfermedades respiratorias agudas propensas a pandemia]. Annex G. (https://www.who.int/csr/bioriskreduction/infection_control/publication/en/)

World Vegetable Center. 2016. The World Vegetable Center’s approach to household gardening for nutrition  [Jardinería y nutrición]. World Vegetable Center, Shanhua, Taiwan. Publication No. 16-803. 35 p.

Lectura adicional (información sobre el COVID-19)

Información general de parte de las autoridades sanitarias

Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés): información de seguridad pública sobre cómo protegerse contra el COVID-19 y qué hacer cuando se enferma. 

Organización Mundial de Salud (WHO por sus siglas en inglés) incluye un cuadro de control de la enfermedad por coronavirus donde se puede ver un mapa actualizado y una tabla que enumera los casos reportados de COVID-19 por país. La OMS también tiene un tablero específicamente para África.

Johns Hopkins Medicine: proporciona respuestas a preguntas frecuentes y herramientas informativas similares a las del CDC y la OMS.

Desinfección de superficies

Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos: productos adecuados para uso contra SARS-CoV-2..

Documento que muestra que el SARS-CoV-2 sobrevive sobre superficies de cuatro horas a cuatro días, dependiendo del tipo de superficie: N van Doremalen, et al. 2020.  Aerosol y estabilidad de la superficie de HCoV-19 (SARS-CoV-2) en comparación con SARS-CoV-1.. The New England Journal of Medicine

Desinfectando frutas y vegetales (en caso de inquietudes hacia productos manejados por seres humanos):

Documento de la WHO titulado Descontaminación superficial de frutas y verduras que se comen crudas..

Concentraciones recomendadas de cloro para desinfectar varios tipos de productos: lavado desinfectante de cloro y agua: mejores prácticas para garantizar la seguridad alimentaria en la granja, una hoja informativa del AgCenter de Louisiana State University.

Una herramienta para calcular la proporción de agua y blanqueador necesaria para lograr la concentración deseada de cloro: Calculadora de dilución de cloro proveniente de la Salud Publica de Ontario. 

Opciones de jardinería

El Centro Mundial de Vegetales (AVRDC por sus siglas en inglés) ofrece ideas/guías de producción y videos. 

Comunicación comunitaria

Un ejemplo de un video sin palabras: Stanford Medicine.

Un video sobre el lavado de manos en varios idiomas: Como lavarse las manos, por SAWBO (Animación científica sin fronteras).

La colección de recursos en ECHOcommunity contiene vínculos a varias plataformas de información digital.